Saltar al contenido principal

Adaptative Content

El adaptative content (contenido adaptativo en castellano) es una técnica de estrategia de contenido diseñada para presentarse en distintos canales e interacciones entre los usuarios y estos canales. Consiste en contenidos concebidos, planificados y desarrollados en torno a los clientes, sus intereses, su estado de ánimo y sus objetivos. [1] El contenido es adaptable si se publica o se anuncia en todos los canales y los usuarios pueden interactuar con este tipo de contenidos en su día a día, tanto online como offline.

Información general

Detrás de la creación de adaptative content se encuentra la diversificación de los canales de distribución y, en consecuencia, la forma en que los usuarios o posibles clientes interactúan con los contenidos de estos canales. Las búsquedas en Internet se realizan cada vez más por medio de de dispositivos móviles[2] y las respuestas a las preguntas de navegación son adaptables desde hace tiempo. Por ende, las webs de las empresas que disponen información integrada, como Google Maps o iPhone maps, pueden mostrar a los usuarios dónde pueden hallar lo que quieren y ayudarles a hallar su camino.

Inclusive la búsqueda en el buscador de Google es adaptable en algunos aspectos. Dependiendo del tipo de consulta de búsqueda que un usuario haya ingresado, la información que ayuda a los usuarios se muestra de forma directa por medio de de características como el Gráfico de Conocimiento, o la representación de datos estructurados. No obstante, el adaptative content va mucho más allá de la provisión de información. El valor añadido de los contenidos y la consideración de los diferentes escenarios en los que se pueden hallar los usuarios son de especial importancia. El contenido se adapta estupendamente a cada escenario, explotando todas las alternativas técnicas y satisfaciendo al máximo las necesidades del usuario.

Adaptative content: items básicos

La base del contenido adaptativo es el contenido con características específicas. El modelo utilizado en esta circunstancia se denomina COPE: Create Once, Publish Everywhere (Crea una vez, publica en todas partes).

  • Uso múltiple: Para publicar contenido en distintos canales, debe estar diseñado de cierta manera. Se crea inicialmente de forma rudimentaria, independientemente del formato de publicación posterior.
  • Estructurado: Todo el contenido debe estar estructurado de forma sensata, independientemente del dispositivo en el que se vaya a leer o visualizar.
  • Etiquetado con metadatos: los metadatos describen el contenido, de modo que el dispositivo específico puede interpretarlo.
  • Personalizado: Siempre y cuando sea viable, se debe realizar un enfoque personalizado del grupo objetivo. Distintos grupos objetivo disponen distintos requisitos de contenido en distintos canales. El contenido puede adaptarse a las distintos características de un grupo objetivo y a sus respectivas necesidades.
  • Técnicamente adecuado para su publicación: Los sistemas de administración de contenidos y las herramientas de publicación pueden simplificar la publicación. Algunos CMS hay que son sensibles per se y existen APIs especiales que permiten distintos formatos de salida.
Quizás te interesa >>>  BOFU

600x400-AdaptiveContent-es-01.png

Adaptative content en la práctica

Un ejemplo para ilustrar el adaptative content: Un usuario de dispositivo dispositivo móvil está ubicado en una ubicación geográfica específica, como una tienda. Busca información en una web dispositivo móvil optimizada sobre la empresa, un producto o un servicio ofrecido allí. El contenido es adaptable si incluye la ubicación geográfica y tiene en cuenta cómo el usuario realiza su búsqueda. ¿Puede ese usuario comprar un producto allí mismo con su dispositivo dispositivo móvil, pagarlo electrónicamente y después recibirlo en su casa, dado que ya tiene otras citas programadas? Si la web dispositivo móvil o la app de compras ofrece estas funciones, se cumplirán todas las condiciones de contenido adaptable.

El canal en el que se puede hallar el contenido no es el factor más importante aquí, sino el nivel de interacción que ofrece el contenido. Cuando un usuario se encuentra en el punto de venta, se le presentan distintos alternativas para interactuar. Puede, por ejemplo, llevarse el producto a casa de forma directa, pedirlo en línea o dejar una reseña sobre la empresa y su experiencia como cliente de forma directa. En la práctica, el contenido adaptativo se publica por medio de de varios canales, se usa para distintos propósitos (por ejemplo, para solicitar retroalimentación o para comercializar un producto) y resulta en una interacción sustancial del usuario[3].

Importancia para el Marketing Online

La estrategia primordial del marketing de contenidos no comienza con la plataforma de publicación. Comienza mucho antes de esa fase con la creación de contenido. Estos contenidos no sólo son útiles para los usuarios, sino que además se adaptan a distintos canales y escenarios de uso. El punto de partida es el usuario y sus distintos deseos, expectativas y necesidades. Semejante a un enfoque centrado en el cliente, los usuarios son el punto de partida de todas las actividades.

Si el contenido puede anticipar las preguntas del usuario, es probable que los efectos se manifiesten inmediatamente. El contenido adaptable puede incrementar significativamente la interacción con usuarios y clientes. Algunos efectos secundarios de las interacciones pueden ser recomendaciones de otros usuarios y una percepción alterada de la compañía. La retroalimentación tiene un efecto positivo en la confianza de los clientes potenciales y las posibilidades técnicas de interacción son evidencia de un alto grado de innovación. Sobre todo en las industrias técnicas, esto puede ser una ventaja competitiva.

error: Atención: Contenido protegido.