Saltar al contenido principal
Negocios

Valores que cotizan cerca de los 100 euros

euro-1212218_1280-4301221

Existe un grupo muy selecto dentro de la renta variable española que está formado por valores que cotizan en torno o muy cerca de los 100 euros por acción. No son excesivos pero sí llaman la atención de pequeños y medianos inversores por estas especiales características. Hasta el punto que puede retractarse a posiciones abiertas pensando que son valores muy caros y que tiene un efecto psicológico en sus decisiones. Como seguro que te habrás vivido en alguna vez de tu trayectoria en el sector inversor.

Dentro de este entorno general, no cabe duda de que este grupo de renta nacional española puede generar una cierta miedo entre inversores. Hasta el punto de que no pasan a formar parte de los títulos que están en el radar de sus operaciones. Si no, por el contrario, sus acciones ni siquiera son consideradas para la apertura de ningún tipo de estrategias de inversión. Dicho de otra forma, no existen para que sus intereses rentabilicen su capital disponible.

Pero a tal efecto, hay que recordar que estos valores, por el mero hecho de cotizar a niveles muy cercanos a los 100 euros por acción, no tiene por qué suponer que sean caros. Este parámetro está determinado por otras variables diferentes. Dicho de otra forma, una compañía que cotiza en 103 euros no significa que sea cara en ese momento, ya que tal vez sea todo lo contrario: que sea barata y represente una verdadera posibilidad de negocio. Pero eso por el mero hecho de negociar en los tres dígitos está fuera de nuestras decisiones de compra de acciones.

100 euros: ¿son caros o baratos?


money-1005477_1280-2440897

Si por algo se caracteriza la renta variable española es por tener cotizadas con cotizaciones muy elevadas. Uno de los ejemplos de esta tendencia está representado por Acciona que esta barrera está a su alcance en sus niveles de precios. Y el resultado es que es uno de los valores más recomendados por los intermediarios financieros y lo que es más importante: muestra una tendencia alcista completamente impecable a medio y largo plazo. Donde muestra un potencial de revalorización superior al de las compañías que cotizan en cifras más limitadas.

Pero lo cierto es que solo uno de los participantes del Ibex 35 es el que al final supera el umbral de los 100 euros por acción, como es el caso de Aena. Mientras que en los mercados de renta variable de nuestro entorno existen más propuestas de estas características, como en casos concretos del Dax alemán o del Cac 40 francés, que presentan más propuestas de estas características inclusive con márgenes mucho más llamativos que en la Bolsa española. Dicho de otra forma, es una tendencia que debe considerarse normal y habitual en los mercados de renta variable internacionales.

Vidrala a punto de alcanzarlo

Por otra parte, además se ha sumado otro candidato a lograr los 100 euros, como es el cotizado Vidrala. Uno de los clásicos entre los inversores más conservadores o defensivos y que forma parte del portafolio de inversión de muchas de estas personas. Siendo uno de los valores de los mercados continuos nacionales que más se ha apreciado en los últimos años, con una rentabilidad media y anual. alrededor del 5,5%. Por encima de algunas de las fichas azules de la renta variable nacional. Aún cuando en el caso de Vidrala con una liquidez sensiblemente menor y eso incide en el hecho de ajustar los precios de entrada y salida.

Mientras que por otra parte, otro de los valores cotizados que se integran a este grupo bursátil especial son algunas de las nuevas compañías que se integran en el Mercado Alternativo de Valores (MAB). Aún cuando están expuestos a una dilución en sus precios, como ha sucedido en algunos de los valores más conocidos de la renta variable nacional. Hasta el punto de que hoy en día se cotizan a 20, 30 o 40 euros. Pero debido a que este cambio en la configuración de precios se ha implementado. Sin mayores incidencias en el aspecto técnico de estas propuestas del mercado continuo nacional.

Dilución en capital


stock-exchange-738671_1280-1-4933525

Un aspecto a considerar en algunas de estas propuestas en el mercado de renta variable nacional es, de todos modos, la dilución del capital. En referencia a este factor tan especial, es importante destacar que en los últimos años las compañías españolas que superaron este umbral han optado por hacer un ‘split’ de sus acciones, como fueron los casos de Inditex y, un poco más tarde, CAF. Estas acciones han llegado a inducir a error las acciones de los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que quizá no sepan qué está pasando con estos valores y es por ello que no realizan operaciones en las plazas de nuestro país.

Quizás te interesa >>>  Juegos y simuladores para aprender a invertir en bolsa

Mientras que por otra parte, además hace falta enfatizar que este tipo de operaciones se desarrollan para ser mas competitivo en la fijación de sus precios. Para que de esta dinámica, los pequeños y medianos inversores puedan decantarse con mayores garantías en la compra y venta de acciones en bolsa. Ésta es una de las principales razones por las que Inditex y otras empresas han apostado por estos movimientos bursátiles. Con efecto directo sobre los precios que fijan los precios de estos valores.

Valores por debajo de 100 euros

Posteriormente hay otra serie de valores que todavía no han alcanzado niveles de 100 euros. Si no, por el contrario, se mueven en el precio de 70, 80 o 90 euros y que lo hacen a costa de agredir estos niveles psicológicos. En este aspecto, basta recordar que existen otros valores que se encuentran en estas circunstancias ya que cotizan mucho más allá de la barrera de los 100 euros por acción. Tras Aena, Airbus, Barón de Ley, Acciona y Vidrala, la próxima compañía del Mercado Continuo con mayor precio por acción es Amadeo. Exactamente una de las grandes estrellas del mercado de renta variable nacional.

Por otra parte, el resto de compañías que cotizan en la Bolsa española se mantienen por debajo del umbral de los 50 euros por acción. En los niveles más frecuentes para las personas que se dedican a negociar estos activos financieros. Desde BBVA hasta Endesa y pasando por ACS o Ferrovial. Todo un abanico de propuestas para facilitar la decisión de los pequeños y medianos inversores en los próximos meses. Sin tener que acudir a acciones con precios tan elevados y que pueden provocar lo que los inversores llaman mal de altura.

Ahorro en comisiones de estos valores

Fundamentalmente los inversores que realizan muchas operaciones al año, tanto dirigidas al corto, medio o largo plazo, pueden aprovechar las tasas de cambio planas que están comenzando a vender cada vez más organizaciones financieras y, que posibilitan ahorros importantes con respecto a comisiones. para las operaciones hechas. Tu tarifa está localizada entre 10 y 20 euros al mes aproximadamente, y para una persona que realiza un total de cuatro operaciones al mes, a modo de ejemplo, el ahorro puede ser de unos 30 euros al mes de media, lo que además ayuda a aprovechar al máximo la inversión.

Sea cual sea el caso, la tarifa plana en bolsa posibilita al usuario realizar tantas operaciones de compraventa como desee, como es el caso de las tarifas telefónicas o de Internet. Aún cuando su aplicación no está muy extendida en el sector financiero, cubre principalmente a bancos y cajas de ahorros que operar a través de internet ya corredores, tanto nacionales como internacionales, que son los que brindan las mejores condiciones. Son útiles, tanto para operar en valores que se encuentran en niveles de 100 euros como en el resto de la renta variable española.

¿Cómo afrontar las operaciones?


business-1730089_1280-1-2689502

Luego de haber bajado la renta variable en los últimos 12 meses en algo más del 3%, es lógico pensar que pueden aparecer posibilidades de compra a medio y largo plazo, además en estos valores con precios aparentemente tan elevados. Pero esta vez siempre a través de un oferta selectiva y cauteloso con las compañías que puedan tener un comportamiento positivo a lo largo del nuevo año bursátil. Sin que le afecte el hecho de que hoy en día se cotizan a un precio u otro. Sin influencias para revalorizar o perder valoración en la legislación de oferta y demanda.

Con potenciales de crecimiento que pueden estar en la misma línea que el resto de propuestas para invertir en la Bolsa Nacional. Dicho de otra forma, con ratios que oscilan entre el 5% y el 20% en algunos casos. En estos niveles, habría margen para incrementos adicionales hasta la valoración media dada por el consenso de mercado para las acciones de estas sociedades cotizadas. Sin ningún tipo de restricciones más allá de las generadas a partir de su análisis técnico y fundamental. Para que de la misma forma, los inversores se encuentren en perfectas condiciones para rentabilizar su capital disponible. Y si es factible con una mejora sensible en sus ganancias.

error: Atención: Contenido protegido.