Saltar al contenido principal


coins-1726618_1280-5756650

No cabe duda de que toda transacción en bolsa implica gastos fijos, como una operación bancaria que verdaderamente es. Debido a que en efecto, a la hora de cuantificar las posibles ganancias de cada operación bursátil, no solo hace falta buscar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta. Si no, por el contrario, además debemos agregar tarifas de comisión que tiene cada bolsa de valores. Así como los de custodia y, desde luego, el monto que se destina a la tributación fiscal, que es del 18%.

Sumados todos ellos -que representan entre 0,50% y 1,50 % del capital invertido- se podrá detectar la verdadera rentabilidad de la inversión, que en los casos en que las plusvalías sean mínimas, puede que ni siquiera amortice el efecto de comisiones e impuestos. Esta debería ser una operación que todos los minoristas deben realizar antes de elegir comercializar o esperar mayores ganancias. Por el contrario, cuando las plusvalías generadas sean mayores, menor será el impacto de estos importes.

Asimismo, hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el monto invertido, a pesar del aumento de las comisiones, menor será su impacto en las cuentas finales de cada operación realizada. Por ello, es recomendable decantarse por alguna de las muchas ofertas que ofrecen los bancos e organizaciones financieras para operar en bolsa, que en algunos casos puede representar hasta un 5% o 15% de descuento. No olvides que algunos de ellos incorporar ofertas y promociones que puede resultar muy rentable para pequeños y medianos inversores. Con contención de gastos para su liquidación a fin de año.

Gastos: en la compra y venta


calculator-428294_1280-8926333

igraal_es-es

No debes olvidar que los bancos te cobrarán el doble de comisiones, a la hora de comprar y comercializar acciones. Con un porcentaje que desde luego será muy parecido y donde o habrá prácticamente distinto. Siempre y cuando este movimiento tenga lugar bajo el mismo paquete accionario desde son tarifas uniformes y que impactan a estos dos movimientos contables. Independientemente de la inversión que hayas realizado en ese preciso momento. En este aspecto, es una cantidad que debes saber debido a que se restará de tus posibles ganancias en los mercados de renta variable. Dicho de otra forma, deberás de pagar comisiones fijas dos veces.

Mientras que por otra parte, además tienes que tener en cuenta a partir de ahora que estas comisiones que te aplicarán los bancos no son deducibles desde el punto de vista fiscal. Sino todo lo contrario, puesto que se deducirán de forma directa del cargo que se realice en la operación en bolsa. A modo de ejemplo, estas comisiones por una operación de compra o venta de acciones por un valor de 5.000 euros corresponden a un coste total en torno a los 10 o 15 euros por cada uno de los movimientos realizados. Dicho de otra forma, para la compraventa, con lo que el gasto total estaría entre 20 y 30 euros por la liquidación de la inversión en los mercados de renta variable.

Compra y venta de acciones

En general, cabe resaltar que cada entidad aplica sus propios márgenes de intermediación. En este aspecto, para las operaciones de hasta 2.000 euros se acerca a los 4 euros por cada una de las operaciones. Mientras que para operaciones superiores a 2.000 euros y hasta 60.000 euros rondaría entre 8 y 10 euros aproximadamente. Por último, en los movimientos de compra y venta de acciones en Bolsa, se elevaría hasta el 0,08% sobre el efectivo invertido, con un importe máximo en torno a los 200 euros.

Por otra parte, la modificación y cancelación de pedidos no tiene comisión. Mientras tanto él alto de órdenes stop tampoco, aún cuando la ejecución de las órdenes resultante de la activación de las órdenes se denomina stop. La comisión de entidades financieras, en cambio, no suele incluir los gastos de envío, que se estiman en un gasto de 0,60 euros. Sea cual sea el caso, es importante destacar que pueden existir diferencias significativas de una entidad a otra y que posibilita a los pequeños y medianos inversores contener este desembolso que deben afrontar en sus inversiones en renta variable.

Tarifas de equipaje


credit-squeeze-522549_1280-6336318

Es un gasto nuevo que implica este tipo de operaciones y que no tendrás más remedio que hacerse cargo en tus planteamientos de inversión. En este aspecto, conviene recordar a los inversores que esta es una tasa aplicable. desde el 1 de marzo de 2018 a acciones del índice Ibex 35 cuya capitalización flotante supere los 10.000 millones de euros. Bajo un precio superior al 0,003% del efectivo total negociado por pedido con un mínimo de 1 euro. Es una tarifa que se aplica al resto de acciones y operaciones, incluyendo los derechos de suscripción de cualquier acción que cotice en el Mercado Continuo nacional.

Mientras que, por otra parte, el llamado Canons adicionales para diferentes conceptos. Donde a partir del 1 de marzo de 2018 BME define estos gastos bursátiles que se sumarán a los anteriores, por los siguientes conceptos:

Órdenes ejecutadas en subasta (apertura, volatilidad y / o cierre). Por un importe de 1 euro por cada pedido ejecutado por tipo de subasta, cliente final y fecha de contratación. Con una aplicación máxima de 3 euros, puesto que como límite en el mismo día solo se puede ejecutar una misma orden en tres tipos de subasta diferentes. Aún cuando hay que precisar que esta tarifa no se aplicará a pedidos relacionados con derechos de suscripción.

Órdenes de volumen ocultas

Otra de las comisiones que se han instalado en los últimos meses es la catalogada como volumen oculto y que representa el 0,01% del efectivo total negociado en el día por cliente final, con un máximo por pedido de hasta 15 euros para este movimiento contable. Mientras que por último el pedidos con restricciones. Dicho de otra forma, con un volumen mínimo; ejecutar y cancelar; todo o nada. Con un porcentaje del 0,02% sobre el efectivo total negociado en el día por cliente final, con un mínimo por pedido de 0,5 euros y un máximo por pedido de 1 euro.

Estas comisiones están constituidas en el gran desconocido para buena parte de los pequeños y medianos inversores. Entre otros motivos, debido a que no siempre se aplican y al mismo tiempo sus cantidades no son verdaderamente muy elevadas. De no ser así, por el contrario, se pueden hacerse cargo en cada una de las transacciones bursátiles en los mercados de valores nacionales. Sea cual sea el caso, no se puede olvidar que se trata de tarifas recientemente implementadas y que en cierto modo representan una gran novedad para los pequeños y medianos inversores.

Comisión de compensación de BME

Esta tarifa es un monto fijo por ejecución (una orden puede implicar varias ejecuciones), teniendo diferentes tramos en función del volumen total mensual de transacciones que tenga el miembro liquidador del cliente. Es una cantidad mínima que varía entre 0,05 y 0,12 euros basado en el volumen de transacciones mensuales. En todo caso, para esta tasa, las operaciones de derechos de suscripción tendrán un tratamiento especial, de manera que en cada orden de derechos sólo se computan las primeras 25 ejecuciones, quedando exentas de esta tasa el resto de ejecuciones de esa orden.

Otra de las comisiones bursátiles que te pueden aplicar es la comisión de liquidación de Iberclear. Aún cuando buena parte de las entidades bancarias no lo transmiten al cliente final. Como resultado de esta estrategia comercial, no lo notará en el saldo de su cuenta de ahorros. Otro es el total y que se liquidará como consecuencia de sumar todas las regalías anteriores. A pesar de todo, todas estas tasas deben categorizarse como tasas minoritarias debido a que rara vez se aplican a los usuarios de la bolsa de valores.

Comisiones por canales ajenos a Internet


computer-1185626_1280-3229868

En resumen, no podemos olvidar que además existen tarifas que se aplican por el uso de otros canales de comercialización. que no sea internet. Bueno, uno de los casos más comunes entre los inversores es el servicio de banca telefónica. Para estas operaciones se ha habilitado una pequeña tasa del 0,30% en efectivo, con un mínimo que oscila entre los 10 y los 15 euros por cada una de las operaciones. Mientras que por otra parte, si las operaciones se realizan a través de la red de oficinas, la tarifa es del 0,60% del total de caja de la operación, con un mínimo de 15 euros por movimiento.

Para pedidos en círculos y además para pedidos en el Mercado Alternativo de Valores (MAB), las comisiones que suelen aplicar los bancos representan aproximadamente el 0,30% del valor en efectivo, con un mínimo de entre 11 y 15 euros. Por el contrario, para las órdenes en valores de compañía y REIT cotizadas en el MAB, la comisión será muy equivalente a la de las órdenes ejecutadas en el Mercado Continuo. Otro es el total y que se liquidará como consecuencia de sumar todas las regalías anteriores. A pesar de todo, todas estas tasas deben categorizarse como tasas minoritarias debido a que rara vez se aplican a los usuarios de la bolsa de valores.