Saltar al contenido principal

Segmentación conductual

Concepto de Segmentación conductual

¿Qué es la Segmentación conductual?

La Segmentación conductual es un método de separación de la audiencia que se trata de dividir a grupos de personas en función de sus actitudes, de los conocimientos que tengan y de los usos que den a un producto, como además de la solución que este les genere en la primera toma de contacto.

Este concepto se aplica muchísimo dentro del marketing, puesto que es algo que permite conocer los distintos tipos de audiencia que existen, como además ver cuál es el más adecuado escoger como target al momento de lanzar un producto o un servicio. Conocer esto de antemano ayuda a definir la estrategia a seguir tanto a nivel comercial como publicitario.

Al momento de escoger los segmentos de consumidores, se pueden prestar atención los siguientes aspectos:

  • Beneficios: los compradores se pueden agrupar en función de los beneficios que quieren del producto en cuestión.
  • Frecuencia de uso: de forma equivalente, lo que encontramos aquí son usuarios que pueden catalogarse como ocasionales, medios o intensivos en función de cuánto usen el producto o servicio.
  • Ocasiones: agrupar a los consumidores en función de las ocasiones en las que tantean la idea de realizar la compra es factible.
  • Fama: usuarios primerizos, habituales, antiguos usuarios, potenciales o no usuarios son otras categorías válidas.
  • Lealtad: se pueden detectar distintos audiencias en función de la lealtad que profesen a una marca. Algunos pueden ser totalmente leales, mientras que otros pueden recurrir a otras tantas

Para qué sirve la Segmentación conductual

La Segmentación conductual sirve para que una empresa pueda catalogar y ordenar los distintos tipos de audiencia de los que dispone para ver a quién y cómo debe orientar sus campañas publicitarias al momento de comercializar determinados productos o servicios que ofrezca.

Quizás te interesa >>>  Upsell

Es algo que ayuda a hacer subir el ROI de las iniciativas de marketing que se lleven a cabo y, especialmente, a evitar que sean un absoluto desastre. Conocer tanto al comprador como al factible comprador es crucial para cualquier compañía, puesto que debe definir sus estrategias en base a eso, sin olvidar otros aspectos que además pueden ser interesantes.

Sin duda, esta segmentación es de vital utilidad para cualquier negocio, sea grande, pequeño o mediano.

Ejemplos de Segmentación conductual

Para dar ejemplos de Segmentación conductual vamos a plantear una situación. En nuestra agencia de marketing digital, NeoAttack, podemos tener clientes de todo tipo. Desde grandes empresas que buscan una nueva web a compañías que quieren reforzar su presencia por medio de del posicionamiento. Pretendemos impulsar esto último, nuestra labor de SEO, dándola a conocer a nuevos usuarios y, para esto, lanzamos una campaña publicitaria.

Ahora bien, antes de hacerla y de definirla, tenemos que valorar a qué clase de usuarios irá destinada. ¿Recurrimos a personas que ya han probado nuestros servicios y podrían repetir, a consumidores que nunca han contado con servicios de este tipo? Ambas dudas son claros ejemplos de este tipo de segmentación, más particularmente, de reputación.

Más información de la Segmentación conductual

Si quieres más información de la Segmentación conductual, echa un vistazo a los siguientes artículos que enlazamos. Te servirán.

error: Atención: Contenido protegido.