Saltar al contenido principal

F-Commerce

Concepto de F-Commerce

¿Qué es el F-Commerce?

El F-Commerce es una variante del e-commerce que goza de una característica bastante peculiar. Consiste en un tipo de comercio electrónico que gira en torno a la red social Facebook. Para muchos, es considerado como el mayor representante de lo que se conoce como social commerce, puesto que trabaja con la red por excelencia en su terreno.

Una oportunidad que lleva existiendo desde el año 2011, cuando Facebook ha decidido poner en práctica la oportunidad de realizar compras desde su red social. Para esto, comenzó por fomentar el uso de apps con las que colocar comercios electrónicos en páginas de su red, y a partir de ahí no hizo más que impulsar su existencia ofreciendo más herramientas y facilidades a los vendedores para crecer y acercarse a un público que crece de forma proporcional a la tasa de usuarios que se mueven en esta parcela de internet.

Para los comerciantes que no tienen de mucho presupuesto para moverse en el entorno digital, aprovechar esta propuesta es algo que puede resultar bastante útil para ingresar en una dinámica de crecimiento. Es muy importante, eso sí, saber que se deben impulsar al máximo el factor social del comercio y las facilidades al momento de comprar, como además buscar la exclusividad para diferenciarse de la competencia y saber enganchar a un nicho concreto de toda la comunidad de usuarios que forma parte de esta red social.

Quizás te interesa >>>  Programación en Lote

Un híbrido entre el e-commerce y el social commerce, una vertiente del primero que está ganando cada vez más adeptos dado el crecimiento de las redes sociales.

¿Para qué sirve el F-Commerce?

El F-Commerce sirve para comercializar en otro tipo de plataforma. Es una buena herramienta para aquellos comercios que conocen moverse en redes sociales, concretamente en Facebook, y una gran facilidad para los compradores. Todo el mundo entra actualmente a su perfil en redes para conectar con los demás, y este tipo de e-commerce consigue formar parte de esa rutina diaria, aumentando las posibilidades de venta y las facilidades a los compradores.

Ejemplos de F-Commerce

Con una visita a Facebook y un poco de exploración, se pueden encontrar numerosos ejemplos de F-Commerce que abordan estrategias de todo tipo para enganchar al usuario y convertirlo en cliente. En el siguiente artículo, puedes ver 3 ejemplos exitosos en esta vertiente del social commerce tan popular, clic aquí.

La mayoría de comercios electrónicos, fundamentalmente los de pequeño calibre, comienzan dando parte de sus primeros pasos en este terreno para generar un buen volumen de clientes aprovechando las facilidades de las redes sociales; aún cuando más adelante puedan dar el salto a algo más grande y amplio.

 Más información sobre el F-Commerce

Si necesitas aprender más sobre el F-Commerce porque te planteas empezar con ello o porque, básicamente, te interesa, a continuación te dejamos varias publicaciones con información adicional.

error: Atención: Contenido protegido.