Saltar al contenido principal

CMYK

Concepto de CMYK

¿Qué es el CMYK?

El CMYK (siglas de Cyan, Magenta, Yellow y Key) es un modelo de color sustractivo muy importante en el terreno de la impresión. Consiste en una evolución de otro modelo más antiguo y tradicional, el RYB, que se ha convertido en el nuevo estándar dentro del campo de la maquetación y el diseño.

Su nombre proviene de los cuatro colores principales a partir de los que se construyen todos los demás. Su base está constituida por el Cian, el magenta, el amarillo y el negro. Se considera, al mismo tiempo, un modelo sustractivo porque la mezcla de los tres primeros sobre un fondo blanco (cian, amarillo y magenta) da como resultado el cuatro de los principales, el negro.

Este concepto procede del fenómeno de absorción de la luz de los colores, y es que, tal y como se explica en la física, es la luz que refleja una superficie la que muestra el color de esta, siendo el resto del espectro de color absorbido por ella.

El CMYK es un concepto que podemos hallar en imprentas e inclusive al momento de comprar un cartucho de tinta para una impresora, al retocar una fotografía o inclusive al diseñar una imagen con dibujo vectorial. Ya que consiste en un sistema de clasificación de colores, de los más usados actualmente, su conocimiento es importante para diseñadores, así como su correcto uso al momento de establecer los colores a emplear en cualquier diseño.

Quizás te interesa >>>  CEO y SEO

Para qué sirve el CMYK

El CMYK sirve para el trabajo a nivel de imprenta. Las compañías y agencias de marketing, especialmente los diseñadores de estas, deben acostumbrarse a este modelo de color, puesto que es el que suelen usar las imprentas al momento de dar color a los rótulos. De este modo, este sistema se plantea como la mejor forma de indicar a estas empresas cómo ha de imprimirse cualquier cartel, sea publicitario o con otros fines.

Se usa además en el terreno del diseño gráfico, inclusive en plantillas de diseño o imágenes conceptuales, para ingresar rápido a los colores que se requieren al poner en práctica un diseño, gracias además a la nomenclatura de los códigos para los colores.

Ejemplos de CMYK

Dar Ejemplos de CMYK es muy complicado, puesto que hablamos de un sistema de color concreto. En cambio, podemos dar ejemplos de errores de impresión que se han dado por no usar correctamente este sistema o no diseñar pensando en él. Errores que, al mismo tiempo, se han convertido en prácticas de carácter creativo. Puedes echar un vistazo en el siguiente link: 4 errores que se han convertido en tendencias creativas.

Más información del CMYK

Para conseguir más información del CMYK, nuestra recomendación es que sigas leyendo. En los artículos que enlazamos bajo estas líneas vas a hallar lo que buscas, material adicional para ampliar lo explicado aquí y conocer otros conceptos importantes relacionados con este.

error: Atención: Contenido protegido.