Saltar al contenido principal

Cloaking

El cloaking o camuflaje es una técnica de optimización de motores de búsqueda en la que el contenido presentado al bot del motor de búsqueda es distinto al presentado a los usuarios del portal web.

Información general

Si un usuario navega por la web y accede a un portal web concreto, se le mostrarán determinados archivos bajo la URL que ha ingresado. Pero habitualmente se accede a una página por medio de de un motor de búsqueda, que produce el contenido del portal web a partir de un índice. Este índice está formado por el Googlebot, además llamado crawler, que lee el archivo, lo etiqueta y lo almacena en el índice. Cuando un usuario hace clic en una página de los resultados de la búsqueda, desea que se muestre el mismo contenido, que está habilitada cuando accede de forma directa a la página. No obstante, con el camuflaje este no es el caso.

El usuario puede inclusive ver el mismo contenido, pero los motores de búsqueda o crawlers no. Este tipo de camuflaje se denomina cloaking de usuario-agente. Pero el camuflaje además puede depender de la dirección IP. No obstante, el cloaking es una violación de las directrices de calidad de Google y de otros motores de búsqueda como Yahoo o Bing.

El uso de esta tecnología está prohibido en una página web, dado que el contenido es falso. Esto puede ser percibido por los usuarios como poco amistoso o como un intento de timo cuando los archivos en una URL son distintos de lo que se muestra en los resultados de búsqueda, según Google. El cloaking está asociado con las páginas puerta (doorway pages), que actúan como forwarders, aún cuando inicialmente muestran otro contenido.

Uso de cloaking

El camuflaje es una técnica controvertida. Mientras que Google percibe esta tecnología como poco amistoso para el usuario y penaliza a los sitios web que la usan, además existen defensores del camuflaje que argumentan que el cloaking hace falta para proteger los metadatos de una página[1].

Quizás te interesa >>>  Reputación de marca

Al mismo tiempo, el cloaking debe estar claramente separado de la representación legítima de determinados archivos. La presentación de sitios web móviles se confunde habitualmente con el cloaking. Un agente de usuario teléfono celular (Googlebot mobile) se usa para crawlear un portal web teléfono celular. Si se detecta, se puede descargar desde el servidor una versión compacta de la página web para una visualización óptima en un dispositivo teléfono celular como el iPhone o Android. Los sitios web móviles no entran en la categoría de cloaking, dado que es un agente de usuario teléfono celular quien visita el portal web, y no Googlebot.

Google da la bienvenida a las adaptaciones móviles, dado que la pantalla compacta es más fácil de utilizar que la versión web normal, y no considera este cloaking. Cualquier redireccionamiento que ocurra debido a los datos geológicos no se considera encubrimiento. Para este caso, se muestran a los usuarios contenidos que son de particular interés para ellos y que están relacionados con su ubicación.

De este modo, se deben distinguir los escenarios individuales para establecer si los datos específicos del usuario se visualizan porque son concretamente relevantes para ellos o si es un intento deliberado de engañar[2].

Importancia para el SEO

En la optimización de motores de búsqueda, el cloaking se considera una medida destinada a mejorar el posicionamiento de los sitios web. No obstante, Google lo considera una intervención manual para alterar el ranking. Bajo ciertas circunstancias, un portal web que usa el cloaking puede ser eliminado por completo del índice y ya no será alcanzable por medio de de los motores de búsqueda. El camuflaje es una técnica de Black Hat SEO. De este modo, se recomienda que los SEO se atengan a las directrices para webmasters de Google y presenten al Googlebot el mismo contenido que se muestra a los usuarios.

Enlaces Web

error: Atención: Contenido protegido.