Saltar al contenido principal


5853749263_8629f78960_b-8184679

No son buenos tiempos para los medios audiovisuales que cotizan en la renta variable española. Están inmersos en un canal bajista de gran profundidad y que debería llevarlos a posiciones todavía más bajas en la cotización de sus precios. En este momento existen dos compañías que representan a este importante sector: Mediaset y Atresmedia. Con una evolución que parece estar relacionada entre sí. La única diferencia es que el primero de ellos cotiza en el índice selectivo de renta variable española, mientras que por el contrario Atresmedia se integra en el mercado continuo nacional. Pero con expectativas muy similares.

En ambos casos, se ha producido una importante depreciación de sus precios en las últimas sesiones de negociación. Por otra parte, no podemos olvidar que han sido dos de los valores más afectados por la Bolsa española a lo largo del último año, en 2018. Este hecho ha llevado al Consejo de Gestión de Mediaset a elegir en su reunión la realización de una programa de recompra de acciones, que ha sido remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esto hace que tenga un importante 5% de rebote, aún cuando fuera puntual.

Pero si ambos valores se caracterizan por algo es debido a que su aspecto técnico no invita a ingresar en sus posiciones, al menos a corto plazo. No es sorprendente que los riesgos sean muy altos debido a que sus precios todavía pueden caer más. Donde las posiciones cortas se imponen con una claridad cristalina sobre los compradores. Aún cuando habrá que esperar a que ambas sociedades cotizadas formen un piso desde donde puedan recuperarse en sus posiciones. Ésta es una de los motivos por las que hay que estar muy atento a su evolución en los próximos días.

Distribuyen dividendos con más del 10%

Sea cual sea el caso, hay un aspecto que juega a favor de estos dos valores de la renta variable española. No es otro que el elevado dividendo que cada año ofrecen a sus accionistas. Nada menos que alrededor del 11%, como líderes en este retorno a los inversores. Una cantidad nada despreciable para crear una bolsa de ahorro estable año tras año. Ninguna otra compañía ofrece una rentabilidad equivalente dado que la que se acerca es la eléctrica Endesa con una participación en niveles del 7%. En principio, parece un buen motivo para abrir puestos, tanto en Mediaset como en Atresmedia.

Para destacar la importancia de estos pagos, nada mejor que ilustrarlo con un ejemplo práctico. Un inversor que haya realizado una inversión de 10.000 euros en una de estas dos compañías, habrá recaudado un beneficio de unos 1.100 euros anuales. Dicho de otra forma, en poco más de ocho años habrá amortizado la operación. Pase lo que pase en los mercados de valores. Este hecho, en teoría, debería animar a los pequeños y medianos inversores a tomar posiciones en Mediaset y Atresmedia. Pero es cierto que esta no es la realidad.

igraal_es-es

Mediaset cuestionado en bolsa


2593014973_7850a1b614_b-2381506

Son muchas las dudas que alberga el sector televisivo en este preciso momento. En particular, en cuanto a la ingresos por promoción comercial dado que es la única fuente de ingresos en este momento. Más allá de otras consideraciones técnicas y quizá además desde el punto de vista de sus principios fundamentales. Debido a que la competencia a los medios de Internet u otros sistemas tecnológicos es muy fuerte. Dicho de otra forma, los ingresos por promoción comercial se distribuyen cada vez más entre los medios. Y este hecho no gusta a los mercados financieros.

Por otra parte, la promoción comercial es una actividad muy ligada a los ciclos económicos y en este sentido las expectativas no son muy favorables. La reducción de la economía Internacional es un hecho y las revisiones a la baja son una constante en los informes que elaboran los diferentes organismos internacionales. Esto penaliza la valoración de Mediaset y Atresmedia y es por ello que muestran precios menos ajustados que hace apenas unos años. A tal efecto, son valores que todavía pueden sufrir importantes correcciones de precio.

Mediaset en la encrucijada

En las últimas sesiones de negociación, los valores de Mediaset España Se tambalean hacia arriba y hacia abajo. Hasta el punto de que no cabe duda de que están engañando a gran parte de los pequeños y medianos inversores. En el punto en el que no conocen qué estrategia usar en su inversión. Aún cuando eso sí, dentro de un impecable canal bajista por el que se ha ido moviendo el precio desde mediados del año pasado. Donde hay una serie de rebotes con cierta frecuencia que inducen a error a los inversores.

De este escenario general, tienes la resistencia en niveles muy cercanos a los 6,5 euros por acción. Por otra parte, si se superan, se podrían abrir posiciones para rentabilizar el ahorro en un período de tiempo no excesivamente largo. Aún cuando claro que lo que verdaderamente importa es que hay un cambio de tendencia, algo que hasta ahora no ha sucedido. Ni mucho menos. Pero al menos debería servir para poner los valores de esta compañía en el radar para iniciar movimientos en los mercados de renta variable.

Atresmedia obtiene 69 millones


children-403582_1280-1-1792670

Respecto a la otra empresa del sector, Atresmedia, sus resultados comerciales no dan muchas pistas sobre la estrategia que deben tomar los pequeños y medianos inversores a partir de ahora. Debido a que en efecto, la cadena de comunicación ha obtenido en el primer semestre del año un Ebitda de 101,3 millones de euros y su beneficio neto ha alcanzado los 69,3 millones de euros. En un mercado publicitario que se mantiene en línea (+ 0,5%) con el mismo periodo de 2017, según estimaciones externas, la cotizada ha conseguido mantener un beneficio neto hasta lograr los 550,6 millones de euros.

Por otra parte, además es importante destacar que Atresmedia ha realizado una administración eficaz del control de costes y como resultado los Gastos de Explotación crecen solo un 0,5%. En el que destaca que está descontando la adquisición de la comercializadora de promoción comercial digital SmartClip. Por otra parte, el beneficio neto del negocio audiovisual se sitúa en 513,8 millones de euros y se desglosa de la próxima manera: 443,4 millones obtenidos del promoción comercial televisiva. Con estos datos, la cuota de mercado de Atresmedia Televisión se sitúa en el 41,6%. Datos que no han afectado excesivamente a la conformación de sus precios en los mercados de renta variable.

Un sector muy volátil

Un denominador común para todo el sector, y por tanto para estas dos compañías, es su alta volatilidad. Donde un día puede tener una subida muy considerable y al día siguiente pueden permanecer muchos céntimos de euro en la carretera. Es muy recomendable realizar operaciones comerciales, para rentabilizar el ahorro en muy poco tiempo. Donde los inversores más agresivos son los que mayoritariamente abren posiciones en estos valores. En detrimento de los más defensivos que tan solos miran los elevados dividendos que reparten estos títulos que se integran en la Bolsa española.

Por otra parte, el beneficio neto de la división cumple los 42,2 millones de euros, en línea con los obtenidos en el mismo periodo de 2017. El beneficio bruto de explotación del negocio de radio en el acumulado a junio de 2018 es de 9,1 millones de euros, lo que representa un Margen sobre utilidad neta del 21,5%. En un escenario en el que habrá que mostrar cuál será la evolución de sus títulos en los mercados de renta variable desde estos precisos momentos. Aún cuando dependerá en cierta medida de la evolución de los índices bursátiles del mercado de valores español. No es sorprendente que este tipo de compañías sean muy vinculado a los ciclos económicos Y en este sentido, ahora no es un buen momento para abrir puestos.

Disminución de los ingresos publicitarios


netflix-3733812_1280-2739286

Con respecto a las audiencias, es un hecho que están perdiendo fuerza como resultado de la aumento de ofertas de televisión y por tanto este factor incide en la promoción comercial que se genera en estos canales de comunicación. Es motivo más que suficiente para que estas dos compañías sigan en tendencia a la baja en las próximas sesiones de negociación, más allá de lo que pueda suceder con otro tipo de consideraciones técnicas. Donde hay una serie de rebotes con cierta frecuencia que inducen a error a los inversores.

Por tanto, son factores que influyen en la conformación de precios, en un sentido u otro. De momento, todo parece indicar que seguirán cayendo, aún cuando no se sabe hasta qué momento. Esta será una de las claves para llevar a término cualquier tipo de estrategia con estos dos valores patrimoniales nacionales. Por el momento, no cuentan con la aceptación de las recomendaciones por parte de los diferentes agentes financieros. Donde hay una serie de rebotes con cierta frecuencia que inducen a error a los inversores.