Saltar al contenido principal

Webrooming

Concepto de Webrooming

¿Qué es el Webrooming?

El Webrooming es un concepto al que se recurre cada vez más dentro del ámbito del marketing digital. Consiste en la acción o acciones que los consumidores llevan a cabo cuando buscan información de los productos de una marca mediante de la web o webs de esta para, luego, comprar cualquiera de ellos en una tienda física.

Por significado y consecuencias, es una definición equivalente a lo que se conoce como ROPO, es decir, a la búsqueda de información en la red para proceder con la compra en el mundo real. Ambos se utilizan indistintamente para hacer referencia a lo mismo, por lo que son sinónimos perfectos.

Dada la duración de internet y la familiarización total con las nuevas tecnologías, fundamentalmente con los smartphones, recurrir al Webrooming se ha convertido en una de las estrategias clave para cualquier marca. La gran mayoría de usuarios prefiere informarse al máximo sobre los productos candidatos para la compra, y para esto recurren a la ingente cantidad de información que se mueve por internet.

Ahí es donde interceden las empresas, aprovechando para posicionarse como candidatas perfectas en sus correspondientes sectores. Realizar webrooming es a día de hoy indispensable si una marca quiere no solo seguir adelante, sino además crecer, y es que la presencia en Internet se ha vuelto importantísima, tanto para publicitar a una firma como para dar fuerza a todos los productos o servicios que ponga a disposición de los consumidores.

Quizás te interesa >>>  Código de Seguimiento Web

Para qué sirve el Webrooming

El Webrooming sirve, en primera instancia, para ayudar a los consumidores a tomar la decisión más acertada al momento de obtener cualquier tipo de producto. Para las empresas, es un concepto que pueden aprovechar con la finalidad de posicionarse como la mejor alternativa, no solo aumentando su presencia, sino además encargándose de que quede constancia en la red de las bondades de su iniciativa.

Un concepto que además sirve para promover las ventas de las tiendas físicas. Si las compañías y los establecimientos llegan a acuerdos, pueden obtener que se aumenten las visitas en web y que, al mismo tiempo, mediante de promociones especiales aumente la clientela de determinados establecimientos. Es un círculo interesante para todas las partes.

Ejemplos de Webrooming

Para ilustrar el concepto de Webrooming, supongamos que un consumidor quiere comprar un frigorífico nuevo. Antes de acudir a cualquier establecimiento, busca en internet para comprobar fichas técnicas y opiniones en webs tanto de tiendas como de las propias marcas. Una vez encuentra el modelo que considera adecuado, decide acudir a su tienda de confianza o a varias cercanas en busca del mejor precio.

Esto es un ejemplo de Webrooming, que podría ampliarse más si una web tuviera acuerdos con ciertas tiendas para dar descuentos a los visitantes.

Más información sobre el Webrooming

Si buscas más información del Webrooming, te sugerimos que leas cualquiera de los contenidos que vamos a enlazar a continuación.

error: Atención: Contenido protegido.