Saltar al contenido principal

Fidelización

Concepto de Fidelización

¿Qué es la Fidelización?

La fidelización es un mecanismo básico para cualquier empresa, se trata del concepto con el que se hace referencia al método por el que se logra que un cliente que ya haya contado antes con los servicios de una empresa o con sus productos, vuelva a hacerlo y recurra a ella en más ocasiones. Es uno de los items más básicos al momento de mejorar la rentabilidad de un negocio.

Conseguirla es algo que se realiza de distintos maneras. Las compañías suelen lanzar promociones, ofertas especiales o inclusive premiar a los clientes que llevan mucho tiempo recurriendo a ellas con la finalidad de fidelizarlos. Y es que obtener esa lealtad es crucial para que un negocio pueda seguir funcionando bien e inclusive crecer para expandirse y incrementar sus ganancias.

Son muchos los beneficios que aporta la fidelización a un negocio, y son exactamente los que hacen que cualquier compañía quiera conseguirla. Para esto, se siguen normalmente una serie de estrategias concretas que suelen pasar por los programas de fidelización (pensados para premiar a los más leales a la marca), ofrecer siempre el mejor servicio factible y un apoyo total a la clientela, llegando inclusive a apoyarlo de cara a realizar sus proyectos personales.

Existen mucho de humanización en este sistema, de acercar a ambas partes para mostrar que una firma es más que un nombre y un servicio, sino además un grupo de personas dispuestas a escuchar y a perseguir la satisfacción del consumidor. Y sus resultados son algo más que evidente.

Quizás te interesa >>>  Youtuber

¿Para qué sirve la Fidelización?

La Fidelización sirve para dos cosas fundamentales: en primer lugar, para dar a la clientela más razones para seguir comprando o contratando servicios mediante de bonificaciones especiales u otro tipo de iniciativas que le sean beneficiosas (en ocasiones, un trato ejemplar y un buen servicio son más que suficientes); en segundo lugar, para que el propio negocio pueda crecer e inclusive expandirse por otras ramas distintos si lo desea.

A fin de cuentas, es un mecanismo con el que se consigue una base sólida de consumidores que no puede hacer más que crecer si se lleva bien. En realidad, además logra hacer del cliente un representante de la marca, dado que si está satisfecho, puede mostrar a otros las bondades de la firma para que además acudan a ella.

Ejemplos de Fidelización

Un buen ejemplo de fidelización lo podemos ver en nuestra propia agencia, NeoAttack. Mediante del trato al consumidor, del apoyo total y del seguimiento a su proyecto para darle siempre lo mejor, conseguimos que cualquiera de nuestros servicios, desde el marketing de contenidos hasta el posicionamiento forjen una base de consumidores fiel e interesada en lo que ofrecemos, como además captar la atención de otros.

 Más información sobre la Fidelización

Si necesitas saber más sobre los mecanismos de la fidelización, podemos ofrecerte varios artículos con más información al respecto que, esperamos, te puedan resultar útiles.

error: Atención: Contenido protegido.