Saltar al contenido principal

Directrices para Webmasters de Google

Las directrices para webmasters de Google definen las acciones que los webmasters pueden realizar para que sus sitios web sean mejor indexables o crawleables. Al mismo tiempo, las directrices para webmasters incluyen una lista de procedimientos que Google considera que infringen estas directrices y que pueden dar lugar a la devaluación de un portal web o inclusive a la exclusión del índice de Google.

Condiciones de validez de las directrices

Las directrices para webmasters de Google se aplican a todos los sitios web que Google ha añadido a su índice. Si quieres que tu web se muestre permanentemente en el SERP, debes esforzarte por cumplir con estos requerimientos. Google recomienda que cualquier nuevo portal web le sea reportado. Por lo general, es suficiente si un sitio es básicamente “puesto online” y enlazado una vez, para que el bot de Google pueda visitarlo e indexarlo. Al mismo tiempo, es recomendable crear una cuenta en las Herramientas para webmasters de Google y enviar un mapa de sitio XML que incluya todas las subpáginas. De todos modos, huelga decir que los webmasters deben asegurarse de que su portal web y todas sus subpáginas estén permanentemente online, con la finalidad de evitar la exclusión del SERP.

Contenido y diseño

Las directrices para webmasters de Google hacen hincapié en que una página debe estar claramente estructurada en su diseño del contenido. Esto puede referirse tanto a la estructura de navegación como a la de cabecera. El contenido debe reflejar precisamente de qué se trata de hecho el portal web. Google, en particular, llama la atención sobre la práctica de algunos webmasters que principalmente optimizan su contenido para palabras clave y descuidan el valor informativo del texto. No obstante, las directrices además establecen que debes prestar atención esas palabras clave en tu web, que anticipas para las consultas de búsqueda de tus visitantes.

Los enlaces además juegan un papel importante. Google recomienda que cada página sea alcanzable con al menos un in-link, pero el número total de enlaces en una página además debe mantenerse en un “nivel razonable”. Google específicamente hace referencia al trabajo que el bot tiene que realizar al seguir cada link. Si encuentra demasiados enlaces en una página, no puede buscar en un portal web en su totalidad. Google aconseja a los webmasters que creen una página de resumen para sus visitantes que incluya todas las subpáginas posibles. El término mapa del sitio es un poco confuso en este contexto, dado que la forma en que Google lo usa en las directrices no tiene nada que ver con un mapa del sitio XML. Los enlaces rotos además deben evitarse siempre y cuando sea factible.

Como norma general, una web debe ofrecer toda la información importante en forma de texto, dado que actualmente, los crawlers aún no pueden leer las imágenes. Para aprovechar al máximo las imágenes del índice, se deben usar los atributos ALT.

Quizás te interesa >>>  Marketing de Redes Sociales

Tecnología

En la parte técnica de las directrices para webmasters de Google, el archivo robots.txt juega un papel importante. Google explica las ventajas de este archivo y menciona que se puede evitar el crawl de ciertos directorios. El mismo archivo además se puede usar para indexar el contenido de AdSense. Al mismo tiempo, el archivo robots.txt está destinado a evitar que a los visitantes se les presente contenido irrelevante en el SERP.

Otra sección de las directrices técnicas se refiere a la verificación de las páginas publicadas. Google recomienda un navegador de texto para comprobar si se puede mostrar todo el contenido y que su visualización no se vea obstaculizada por JavaScript u otras funcionalidades. Además se debe comprobar si un bot puede crawlear fácilmente la página, sin ser engañado por los ID de sesión u otros parámetros. Por último, cualquier webmaster debe comprobar si las páginas de su web se pueden abrir con distintos navegadores y elegir un CMS con el que las páginas se pueden indexar fácilmente.

Además se da gran relevancia al tiempo de carga de un portal web. Puesto que es un factor de ranking, cada webmaster debe tomar en serio este aspecto y proporcionar un acceso rápido a su portal web.

Directrices de calidad

En la sección “Directrices de calidad”, las directrices para webmasters de Google ofrecen a cualquier SEO la posibilidad de reconsiderar sus acciones con exactitud. Enumera todas las formas comunes de manipulación de SERP. Google además anima a los usuarios a denunciar los sitios de spam al equipo antispam de Google.

Probablemente la pauta más citada es esta:

“Hacer páginas principalmente para los usuarios, no para los motores de búsqueda.”

Una guía para webmasters de Google mencionada muchas veces por Matt Cutts es:

“Piensa en lo que hace que su portal web sea único, valioso o atractivo. Haz que tu web destaque de las demás en tu campo.”

Resumidamente, el SEO se puede describir con sólo estas dos afirmaciones. Pero no especifican los métodos a usar.

A continuación se muestran algunas acciones de las directrices para webmasters de Google que NO se recomiendan:

  • Contenido autogenerado.
  • Esquemas de intercambio de enlaces.
  • Camuflaje.
  • Texto oculto.
  • Insertar contenido copiado de otros sitios en tus propias páginas.

Si una web es desclasificada por Google o se impone una penalización, suele haber un aviso previo y la indicación de que el webmaster tiene que cambiar algo. Si un dominio fue eliminado absolutamente del índice, se puede enviar una solicitud de reconsideración para que la web afectada pueda volver a ser revisada e idealmente ser re-indexada.

Enlaces Web

error: Atención: Contenido protegido.