Saltar al contenido principal

Cross-Sell

Concepto de Cross-Sell

¿Qué es el Cross-Sell?

El Cross-sell, (concepto muy ligado al Up-sell) al que además se le conoce como venta cruzada, es un concepto del marketing que se utiliza para hablar de las tácticas que se emplean al momento de comercializar productos complementarios a todo aquello que compra su consumidor. Es una propuesta que siempre tiene en mente incrementar los ingresos de la firma en cuestión a base de brindar algo en paralelo a su línea principal de negocio.

Se usa con la intención de multiplicar las ventas a base de ofrecer algo que además pueda interesar a los consumidores cuando adquieren un producto concreto. Para esto, deben realizarse movimientos clave especialmente en la zona donde se procede a cerrar la compra, siempre que no sea algo que genere distracciones o dificulte el procedimiento de compra al usuario, dado que podría generar un efecto totalmente opuesto al deseado.

Al mismo tiempo de emplearse en dicha zona, puede extenderse a otros ámbitos que permitan el acercamiento al consumidor. Algunas tiendas, por ejemplo, suelen recurrir al envío de mails a los compradores un tiempo luego de realizar sus adquisiciones, siempre para obtener esas ventas adicionales en base a las nuevas necesidades que puedan haberles surgido tras su última compra.

Es un mecanismo en el que los tiempos juegan un papel crucial, pero que tiene un enorme potencial al momento de aumentar ventas e ingresos en cualquier negocio. A día de hoy, es una de las técnicas más frecuentes dentro del e-commerce, especialmente gracias a la data que pueden manejar sobre los clientes.

Quizás te interesa >>>  Storytelling

Para qué sirve el Cross-Sell

El Cross-sell sirve como mecanismo para incrementar los beneficios de una compañía a base de comercializar complementos a sus compradores. Aprovecha esas nuevas necesidades o inquietudes que pueden aparecer tras una compra para obtener otra u otras y, así, conseguir más dinero y una mayor base de ingresos recurrentes.

Es una de las estrategias claves para incrementar el índice de ventas y, al mismo tiempo, ganar una buena imagen de cara al consumidor debido a la muestra de preocupación por brindarle las soluciones más completas. Un doble beneficio que no hace más que repercutir de forma positiva en las marcas que lo emplean; pero que, especialmente, conocen cómo emplearlo.

Ejemplos de Cross-Sell

Como ejemplos de Cross-sell podríamos pensar en NeoAttack. Si un cliente contratara nuestros servicios de diseño web para su negocio, es viable que con el tiempo necesitara además nuestras labores dentro del marketing de contenidos para hacer que su web fuera de especial interés para los consumidores a los que se dirigiera.

Si, tras realizar la labor de diseño, el cliente recibiera mails con ofertas sobre nuestra labor en terreno de contenidos, podríamos hablar de una estrategia que entraría dentro del cross-selling.

Más información sobre el Cross-Sell

Si necesitas aprender más sobre el Cross-sell, como estrategias o cualquier otro aspecto de interés, podemos ofrecerte más información por medio de de los siguientes enlaces.

error: Atención: Contenido protegido.