Saltar al contenido principal





book-1850739_1280-5347059

Invertir dinero en bolsa necesita conocimientos básicos para promover operaciones con mayores garantías de éxito. No puede suceder que se desconozcan ciertos términos relacionados con el mercado de valores. Debido a que al mismo tiempo de todo puede privar a los usuarios de canalizar correctamente sus operaciones en cualquier mercado financiero. Con el principal objetivo de mejorar tus posiciones en tu cuenta corriente, sea cual sea la estrategia de inversión que lleves a cabo.

No hace falta dominar los términos económicos de alta intensidad y que son muy propios de los altos directivos de las compañías. En este aspecto, no cabe duda de que con algunos ítems básicos que pueden satisfacer esta demanda si el metas a lograr de ahora en adelante. Por ende, no debes renunciar de ninguna manera a este conocimiento debido a que de esta manera todo te irá mejor en la Bolsa a partir de estos precisos momentos. No en vano, será uno de los factores que te diferenciará de otros pequeños y medianos inversores y como resultado de esta tendencia, alcanzar mejores resultados en los mercados financieros.

Para que puedas cumplir estos deseos a partir de ahora te vamos a exponer algunos de los términos que más usado en el mundo de las inversiones. Puede que estés más familiarizado con algunos de ellos, pero otros pueden inclusive sorprenderte con su innovación. Sea cual sea el caso, será un paso más en sus técnicas de aprendizaje bursátil. Decididamente, no tienes nada que perder y son muchos los objetivos que puedes obtener con este pequeño bolso diccionario que te vamos a presentar desde este mismo momento. No te lo pierdas debido a que a través de él estarás en condiciones de ganar más dinero que irá a tu cuenta corriente.

Diccionario: ¿que es un activo?

Activo financiero: es cualquier instrumento que se dirija a la inversión. Son muy múltiples puesto que pueden ser de una acción de una compañía que cotiza en bolsa a valores de renta fija, a través de inversiones alternativas como materias primas o metales preciosos.

Agencia de calificación: son las encargadas de generar una valoración de títulos que cotizan en los distintos mercados financieros. Sea cual sea el caso, algunos de los más conocidos son Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch.

Ahorros: esta es la parte del ingresos familiares que no se dedica al consumo y que puede rentabilizarse a través de múltiples productos bancarios (depósito a plazo, pagarés bancarios o cuentas de alto pago, entre algunos de los más importantes). Con una rentabilidad media anual de los últimos años que no supera los niveles del 1%.

Alcista: es la tendencia a subir por parte de un valor u otro activo financiero. Bueno, cuando se encuentran en este escenario, se abre una posibilidad real para ingresar en los respectivos mercados financieros. No en vano, si el éxito de la operación está asegurado, al menos con respecto al corto plazo.

Ampliación de capital, análisis, etc.

Incremento de capital
trading-643723_1280-5366023
: Este es un movimiento corporativo muy común entre las compañías que cotizan en los mercados de valores. Se distingue debido a que se produce un incremento del capital social de una compañía. Esto se puede hacer emitiendo nuevas acciones o básicamente por la subida del valor nominal de las existentes. Puede ser una magnífica posibilidad para adentrarse en el siempre complicado mundo del mercado de valores, aún cuando de una forma sensiblemente distinto a los tradicionales.

Análisis fundamental: simplemente se refiere a un sistema de análisis (aplicable no solo a valores que cotizan en bolsa, sino además a cualquier otro activo) que usa la totalidad información disponible en el mercado. De esta dinámica, y ​​en base a la data facilitada, el usuario podrá hacer una elección que defienda sus intereses como inversor minorista. Sea cual sea el caso, no tiene en cuenta la evolución del activo financiero analizado.

Análisis técnico: este es otro sistema de predicción para los mercados financieros. Aún cuando para este caso particular tiene en cuenta su evolución de precio todos los días. En la medida en que ofrezca la información necesaria sobre ese valor. A modo de ejemplo, volumen de comercio, niveles de entrada o salida o rotura de soportes y resistencias. Es quizá el método más usado por los pequeños y medianos inversores para rentabilizar sus ahorros, aún cuando no está exento de riesgos con respecto a su fiabilidad.

La banda de precios de las acciones

Bajista: es la posición que el inversor espera una depreciación en el precio de un título, y que puede ser presionado para favorecer esta tendencia. De ninguna manera, en este puesto debes de abrir puestos debido a que tendrás todas las papeletas para dejarte una parte muy importante de tu inversión en el camino. En todos los casos será una clara muestra de sus precios, los puedes hallar mucho más bajos que su precio actual. No en vano, las ventas prevalecen en vinculación con las compras.

Banda: es algo tan importante como el rango de precios entre el que fluctúa un valor. En bolsa, puede referirse a que sus precios se han movido en la misma sesión bursátil entre 12,45 y 12,98 euros por acción. Te dará una idea muy certera de lo que está pasando con ese activo financiero y estarás en condiciones de hacer una elección en los mercados financieros con mayores garantías de éxito.

Oso: si hablas inglés con cierta fluidez, no tendrás problemas para chequear que esta palabra forma parte del jerga financiera y es idéntico a lo bajista que puede ser un valor o un activo financiero. Ampliamente utilizado en estos ámbitos por todos los agentes financieros o relacionados con el sector inversor.

Beneficio por acción: además conocido por sus siglas, BPA, se refiere a la utilidad neta dividida por el número de acciones ajustadas para cada año. Por tanto, mide la parte del beneficio que correspondería a cada acción. Es una variable que se usa para analizar qué grupo de compañías cotizadas debe conformar su próxima cartera de inversiones. No en vano, es uno de los datos más relevantes del mercado de valores, como tú mismo sabrás actualmente.

¿Sabes qué es un chip azul?

4519527860_97d6b7e9ac_b-6170409

Blue Chip: estás ante otro término con raíces anglosajonas y que se aplica a las acciones más reconocidas que cotizan en bolsa, para este caso a la española. Son valores emitidos por compañías solventes, con buenos datos fundamentales, y que pertenecen a las grandes acciones nacionales. Por otra parte, se caracterizan por volumen de contratación es muy alto y desde luego superior al resto de sociedades cotizadas. Los blue chips de la renta variable nacional son Endesa, Iberdrola, Repsol, BBVA y Banco Santander. Dicho de otra forma, el más importante del Ibex 35.

Bono basura: para este caso nos referimos a un título de renta fija específico que es emitido con un alto interés por compañías de alto riesgo. Si por algo se distinguen estos tipos especiales de instrumentos financieros es debido a que implican una alto riesgo suspensión de pagos. Hasta el punto de que puedes pagar una parte muy importante del capital invertido. Sea cual sea el caso, debes evitar contratarlos por otros factores si no deseas encontrarte con otras sorpresas a partir de ahora.

Bono del Tesoro: es el producto de renta fija por excelencia. Donde destaca la deuda pública emitida con un plazo de entre seis y dieciocho meses, aproximadamente. Con modelos de inversión que incluyen productos reconocidos como bonos, letras u obligaciones del gobierno, con sus correspondientes vencimientos. No es de extrañar que garanticen una rentabilidad fija todos los años, pase lo que pase en los mercados financieros.

Corredores como intermediarios


business-170645_1280-6090556

Broker: nuevamente estás ante otro término anglosajón para establecer un intermediario en cualquier mercado. Decididamente, se refiere tanto a los agentes de bolsa en el mercado de valores como a los servicios de intermediación bancaria. Sea cual sea el caso, son necesarios para que puedas operar con cualquier mercado financiero, no solo de renta variable sino además de renta fija.

Bund: no es más que el bono nacional sobre deuda pública emitido por el gobierno alemán y que tiene un Vencimiento a 10 años. Es tan importante debido a que se toma como fuente de referencia para calcular las primas de riesgo de los países de la zona euro, incluido el español.

Cabeza y hombros: es una de las figuras más representativas del llamado análisis técnico y se distingue debido a que anticipa un Cambio de tendencia Del mercado. Es muy importante para que puedas operar con más éxito en Bolsa y es por ello que hay que tenerlo en cuenta.

Portafolio modelo: es la composición del valores recomendados por expertos de la industria. De forma general disponen una validez de un período de tiempo determinado, que se irá renovando poco a poco en función de las estrategias del inversor. Pueden adaptarse a perfiles de usuario que pueden ser agresivos, moderados o conservadores. En cuyo caso su composición varía.