Saltar al contenido principal

Suscriptor

Concepto de Suscriptor

¿Qué es un Suscriptor?

Un Suscriptor es toda aquella persona que, de forma intencionada, ha facilitado sus datos a una marca, suscribiéndose a varios de sus servicios o posibles campañas de mailing. Ofrece datos personales como nombre y dirección, al mismo tiempo de su cuenta de email, debido a una compra, a un registro o inclusive alguna promoción en activo y, a cambio, recibe ciertas bonificaciones.

Es una figura que se diferencia del seguidor, puesto que este suele ser alguien que define una vinculación puntual. Los suscriptores son usuarios que han demostrado cierto interés por lo que ofrece una firma y, por tanto, son leads. Al mismo tiempo, poseen muchas probabilidades de haber sido clientes previamente o de serlos en un periodo de tiempo bastante corto.

Generalmente, este es el tipo de personas que forman parte de el listado de mails de una compañía y que, por tanto, es propensa a recibir boletines informativos con detalles sobre productos, contenidos de interés o inclusive alguna que otra promoción con la que se premie su rol como suscriptor.

Una definición bastante ligado al marketing moderno, especialmente al de atracción, y que cada vez cobra más presencia en las estrategias de las compañías. Los suscriptores son los candidatos perfectos para consumir los productos de aquella compañía que los registra y, por tanto, han de ser el principal objetivo a satisfacer con cada nuevo servicio o iniciativa que se plantea.

Para qué sirve un Suscriptor

Un Suscriptor sirve como viable fuente de ingresos para cualquier marca o empresa. Al ser una persona ya interesada en los servicios o productos que se le han propuesto, tiene más posibilidades de convertirse en cliente y, por tanto, puede ser parte del público perfecto al que orientar la venta.

Quizás te interesa >>>  Hijacking

Es una figura que, al mismo tiempo, puede ayudar a difundir los servicios de una compañía y atraer a nuevos consumidores, dado que tiene siempre la opción de informar a sus cercanos sobre aquellos contenidos que le hayan llamado la atención. Es, por tanto, un tipo de público con un doble papel para las marcas: puede ser consumidor, pero al mismo tiempo ayudar a dar a conocer sus bondades.

Ejemplos de Suscriptores

Para dar ejemplos de suscriptor, podemos pensar en una persona que contacta con nosotros mediante de nuestro formulario de contacto. Si en NeoAttack ponemos en marcha una campaña de mailing y esta persona dio su aceptación para recibir nuestros correos, automáticamente pasa a ser un suscriptor y, por tanto, puede leer todo aquellos que enviemos a nuestras listas.

Como más ejemplos podemos pensar además en aquellas personas suscritas a plataformas de streaming de contenidos como Netflix o inclusive a revistas de publicación mensual. Existen muchos tipos distintos.

Más información sobre los Suscriptores

Si buscas conseguir más información de la figura del suscriptor, te sugerimos que eches un vistazo a los contenidos que enlazamos a continuación. Esperamos que te sean de utilidad.

error: Atención: Contenido protegido.