Saltar al contenido principal

8231201613_5e04f9a353_b-6663231

Desde luego, uno de los valores más seguidos por los pequeños y medianos inversores es Repsol. La petrolera española se caracteriza sobre todo por ser una de las acciones más activas del índice de referencia de la renta variable nacional, el Ibex 35. Como resultado de esta aportación, ofrece un mayor margen para aprovechar incrementos, pero además descensos. Con una valoración más que predecible de sus precios puesto que está estrechamente vinculado a las acciones en los mercados petroleros. Basta seguir el precio del crudo para mostrar hacia dónde van a ir las acciones de uno de los grandes valores de la bolsa nacional.

Actualmente, las acciones de Repsol se encuentran en una tremenda encrucijada. No en vano, está al borde de los 16 euros por acción. Un nivel de precios que llena de dudas a los compradores, pero además a los vendedores. El primero no conocen si es un buen momento para optimizar sus ahorros. O si por el contrario supone riesgos excesivos al abrir posiciones en una iniciativa bursátil excesivamente bursátil respecto a la cotización de sus precios. Con muchas dudas, en definitiva, sobre lo que disponen que hacer de ahora en más.

Los vendedores, por otra parte, están esperando deshacer posiciones en este valor. Hasta el punto de que están considerando si es el mejor momento para ejecutar estas órdenes. Pues en ambos casos todo dependerá de lo que suceda con el nivel importante que se ubica en las inmediaciones del 16 euros por acción. Lo que ocurra en esta situación dependerá de lo que tengan que hacer ambos agentes del procedimiento de inversión. La experiencia indica que se debe tener mucho cuidado con este valor. Puedes ganar mucho dinero, pero además dejar muchos euros en la carretera. No se olvide.

Repsol: aspecto técnico

La situación de la petrolera nacional no fue nada mala hasta algunas jornadas de negociación. Aún cuando aún está en tendencia alcista, ya ha mostrado algunos signos de debilidad que te invitan a dejar los cargos en las próximas semanas. Sea cual sea el caso, tendremos que esperar a lo que ocurra con este soporte a 16 euros. Si no lo superas, el mejor consejo es comercializar todas las acciones y dedicarte a otras alternativas en renta variable nacional e internacional. No en vano, Repsol no es un valor muy recomendable para tenerlo a largo plazo. Debido a que puede sacarse más que un susto con su errática evolución en sus precios.

Cabe recordar que hace solo dos años sus acciones cotizaban alrededor de 11 o 12 euros. Dicho de otra forma, su rentabilidad en este periodo ha sido una de las más atractivas dentro del mercado de valores español. Con una rentabilidad superior al 10%, sea cual sea el plazo al que te dirijas en ese momento. Pero si este peculiar valor se caracteriza por algo por sus movimientos es debido a que en cualquier momento pueden iniciar el procedimiento inverso. Hasta dirigirse al punto de partida donde se desarrolló la tendencia alcista de los últimos años. Es algo que comprobarás con un seguimiento exhaustivo de sus cotizaciones.

Dependencia del precio del petróleo


super-1408490_1280-7240867

Sea cual sea el caso, la valoración del oro negro en los mercados financieros es el principal detonante para que las acciones de Repsol suban o bajen en las bolsas de valores. En este aspecto, no se puede olvidar que se ha aprovechado de una tendencia alcista en el precio de esta materia prima. Donde ha alcanzado en los principales mercados financieros un valor de $ 60 el barril de combustible. Aún cuando las predicciones indican que se pueden ver correcciones muy fuertes de ahora en más.

El petróleo juega un papel muy importante en la determinación del precio de acciones de este valor en el sector petrolero. Por tanto, no tendrás más remedio que estar atento a su evolución para chequear si es el momento adecuado para comprar o comercializar valores de Repsol. Al mismo tiempo, la tendencia general que presentan los mercados financieros en todo momento. Más por otra parte, todas aquellas noticias que disponen que ver con los movimientos corporativos de esta compañía. Como a modo de ejemplo con la incorporación de nuevas petroleras a la matriz.

Un dividendo muy rentable

Otro de sus atractivos más relevantes es el elevado dividendo con el que pagan a sus accionistas. Uno de los más altos del Ibex 35, con un interés de casi el 8%. Por encima de lo que brindan los bancos, las compañías eléctricas o inclusive el sector de las carreteras. Un factor que hace que muchos inversores se fijen en esta iniciativa de renta variable. Debido a que en efecto, es una forma de conseguir un interés fijo y garantizado todos los años. Sin tener en cuenta su evolución en los mercados financieros.

No obstante, corre el riesgo de que esta rentabilidad disminuya en los próximos años. Un hecho que provocaría que muchos pequeños y medianos inversores abandonaran sus posiciones a partir de ese momento. Buscar otras alternativas donde rentabilizar tus aportes monetarios. No debe extrañarnos que esta apuesta en el mercado de valores se distinga por una mayor aversión al riesgo que en otros valores. Fundamentalmente, por las características especiales del valor. Muy desigual en su forma de comportarse y que puede dar lugar a reacciones impredecibles en cualquier época del año.

Fluctuaciones excesivas en su precio


refuel-2157211_1280-3271196

Desde luego, otra de las constantes de este valor es que la cotización de sus precios no es muy estable. Con uno de los mas altos niveles de volatilidad del índice de referencia del mercado español. Donde, tan pronto como sus acciones suban un 2% lo pierden al día siguiente. De forma general como resultado del estado en el precio del oro negro en los mercados financieros. No se puede olvidar que es uno de los activos con más fluctuaciones debido a las propias características de este activo financiero. Este hecho explica el bamboleo que genera Repsol en la renta variable.

Para aclarar este escenario tan especial, basta mencionar que el precio de sus acciones pasó de cotizar de 20 a 10 euros en muy poco tiempo. Algo que no es habitual con otra clase de valores más estables. O al menos que no tengan tantas diferencias entre sus precios máximos y mínimos. Es algo muy importante que debes prestar atención si incluyes esta alternativa del mercado de valores en tu cartera. No es sorprendente que sea una estrategia muy útil para aprovechar al máximo las operaciones en toda la empresa petrolera.

Parte de las fichas azules nacionales

Además es esencial es importante que sepas que Repsol es una de las cinco blue chips del mercado nacional. Junto a Endesa, BBVA, Banco Santander e Iberdrola. Este en la práctica es un valor que aporta liquidez al ser de gran capitalización. Todos los días se negocian en los mercados una gran cantidad de valores. Con la seguridad de que sus órdenes de compra y venta se pueden ejecutar en poco tiempo. Para que de esta dinámica no puedas quedarte estancado en sus posiciones. Del mismo modo que las pequeñas capitalizaciones.

Por otra parte, es cierto que Repsol forma parte de las carteras de inversión desarrolladas por las gestoras. Esta es otra ventaja adicional que tienes si necesitas apostar por esta iniciativa bursátil. Hasta el punto de que sus precios son más difíciles de manipular. Sea cual sea el caso, es una buena opción de inversión siempre y cuando se encuentre bajo una tendencia alcista que agregue valor a las posiciones tomadas. Como si el precio del petróleo subiera posiciones en los centros comerciales.

Estrategias para los próximos días

(*16*)
409756132_5079b4c77b_b-9352287

Si se confirman los signos de debilidad que está mostrando Repsol estos días, lo mejor que puedes hacer actualmente es deshacer tus posiciones. Piensa eso tendrás más posibilidades de comprar sus acciones por un precio más competitivo que el que ofrece ahora. Puede que tengas que esperar a que una acción suba a niveles de 12 euros para rentabilizar estos movimientos. Es donde se ubica uno de los apoyos más fuertes. Y desde donde se puede tener un punto de inflexión en las correcciones que se originan a partir de estos momentos.

Por el contrario, si no resiste a este nivel, las caídas serán más profundas. Sin descartar que esté en condiciones de volver a visitar la zona de nueve o diez euros. Por lo que sería un excelente precio de compra. Fundamentalmente debido a que tendría un mayor potencial de apreciación y podría hacerte ganar mucho dinero en bolsa. Aún cuando para obtener este objetivo no te quedará más remedio que ser más paciente de lo usual. La recompensa valdrá la pena tras unos meses de permanencia en uno de los valores más representativos del Ibex 35.

Por tanto, una de las mejores estrategias para rentabilizar las operaciones será que tus acciones respeten suficientemente los niveles de los apoyos. Y si rompe alguna resistencia relevante sería una señal clara para que ingreses a sus posiciones de una manera más agresiva.