Saltar al contenido principal
Todo aspirante a fotógrafo va a querer progresar en algún momento y montar un estudio fotográfico en casa para hacer sus fotografías con flash. Un estudio casero es una gran alternativa para aquellos que están empezando y no pueden permitirse el gasto de alquilar espacio en un estudio profesional ni de comprar equipamiento caro, como por ejemplo telones de fondo.

como-montar-un-estudio-fotografico-en-casa

igraal_es-es

Es mucho más barato que alquilar un lugar, y no necesitas transportar todo tu equipo a ningún sitio. Sin embargo, si no estás preparado o seguro de dónde te estás metiendo, montar un estudio fotográfico en casa puede ser preocupante. Vamos a darte algunos consejos sobre cómo montar un estudio fotográfico en casa. Sigue leyendo para aprender a hacer los mejores retratos y fotos en tu estudio casero.

Planificación de tu estudio fotográfico casero

El primer paso para montar un estudio fotográfico casero es la fase de planificación. Antes de empezar a adquirir equipamiento y recursos, debes planear cómo vas a usar el estudio fotográfico en casa, y qué tipo de imágenes vas a hacer.

En primer lugar, pregúntate por qué quieres montar el estudio y qué quieres conseguir. ¿Cuáles son tus objetivos para el estudio? ¿Este estudio es el comienzo de tu carrera fotográfica, o es tu intención usarlo sólo para hacer retratos? ¿Es una solución provisional o a largo plazo? Además de identificar el propósito del estudio, es importante también pensar en qué tipo de fotografías va a producir.

Un estudio casero es ideal para fotografía a pequeña escala, como la fotografía de productos o sujetos un poco más grandes, como la fotografía de recién nacidos. En estudios pequeños también puedes hacer retratos.

Piensa en el fondo que vas a necesitar para estas fotos, porque influirá en gran medida en la cantidad de espacio que necesites utilizar. Puedes encontrar inspiración para diferentes tipos y géneros de fotografía con estos vídeos, fotos y vectores gráficos sin royalties.

Antes de empezar a montar tu estudio, necesitas entender cómo lo vas a usar, porque esto impactará en cómo lo montes y en el equipamiento que vayas a necesitar.

Diseño del estudio fotográfico casero

Una vez tengas claro qué quieres conseguir con tu estudio fotográfico casero, puedes empezar a darle forma. Un importante factor a considerar es el presupuesto que tengas para gastar en el estudio. Tu presupuesto debe ser acorde con el propósito y los objetivos del estudio. Por ejemplo, si tu propósito es usar el estudio como una rampa de lanzamiento para tu carrera fotográfica necesitarás un presupuesto más pequeño, puesto que estarás empezando.

Imagina que tienes un presupuesto pequeño y necesitas un estudio profesional completamente equipado y con diferentes fondos, incluyendo telones de fondo. En ese caso quizás deberías replantearte tus objetivos o presupuesto. El presupuesto debe ser realista y estar alineado con objetivos alcanzables.

Puedes crear un estudio fotográfico casero con un presupuesto pequeño y mínimo equipamiento. Si tienes un presupuesto más alto, puedes también invertir en un espacio mayor y en equipo más profesional, como lentes y telones. Piensa si vas a necesitar flash en tus fotos, porque esto influirá en el equipo que vayas a necesitar.

La iluminación es la siguiente pieza crítica de equipamiento que influenciará en la calidad de tus fotografías caseras. Si tienes un presupuesto mínimo, puedes trabajar con luz natural y poner el estudio cerca de ventanas. Los reflectores son también una opción estupenda y muy asequible. Si tienes dinero suficiente, invertir en iluminación es una buena idea. Puedes comprar cajas de luz buenas, porque causarán un significante impacto en el montaje de un pequeño estudio fotográfico casero. Un trípode es también una buena y útil herramienta.

Los fondos y los accesorios juegan un papel importante en la flexibilidad y capacidad de tu estudio casero, ya que tienen muchas posibilidades. Si no tienes mucho dinero, puedes usar lo que tengas en casa. Invierte en opciones de fondo asequibles que puedan cambiar tus fotos. Sé creativo e imaginativo usando tus muebles o paredes de distintas formas.

Si tienes un buen presupuesto puedes invertir en varios telones de fondo de diferentes colores y accesorios especiales, según la naturaleza de tu fotografía. La iluminación es una excelente inversión para cualquier estudio porque mejora la calidad de las imágenes, así que ésta tiene que ser tu prioridad.

Útiles consejos para montar un estudio casero

Aquí tienes más consejos para ayudarte a organizar tu estudio fotográfico casero:

  1. Usa luz natural

La iluminación del estudio es esencial, como ya hemos mencionado, pero la luz natural puede ser beneficiosa a la hora de conseguir una buena foto, en particular con los retratos. Piensa en qué hora del día vas a hacer las fotos y en cómo las ventanas pueden crear luz en tu espacio. También piensa en los colores de las paredes y suelos, porque impactarán en cómo se manifieste la luz en la habitación.

Por regla general, las paredes blancas son lo mejor porque reflejan la luz. Por otra parte, si estás usando iluminación profesional o flash, puede que necesites tapar la luz natural para evitar que estropee la toma.

  1. Sé creativo con accesorios

Cosas poco usuales que tengas en casa pueden funcionar bien en tu estudio casero. Te sorprenderá lo mucho que ya tienes y que puedes utilizar. Por ejemplo, el agua es un gran accesorio para fotos, particularmente en fotos de productos, y puedes usarla de distintas formas. Espejos, sábanas y ventiladores son cosas que seguro ya tienes; pueden ser muy versátiles y ayudarte a conseguir excelentes fotos.

  1. Lentes de cámara

Cuando compres las lentes para tu estudio casero, elige lentes con una distancia focal más corta, pues seguramente estarás con tu sujeto en una habitación pequeña. De nuevo, lo más importante es ser creativo a la hora de usar tu espacio.

Conclusión

Con suerte, ahora ya sabes cómo montar tu estudio fotográfico para hacer fotos en casa. En primer lugar, concéntrate en planificar y definir los objetivos de tu estudio. Luego, decide qué tipo de fotos vas a hacer. Pueden ser retratos o fotos de productos.

Si no planeas con cuidado, podrías acabar con equipamiento que no necesitas, o no teniendo el espacio adecuado para hacer tus fotos. Revisa tu presupuesto y el equipo que necesitas. Deben ir a la par con los objetivos del estudio. Sé creativo. Puedes empezar con un montaje básico e ir expandiendo según vayas creciendo.