Saltar al contenido principal

amortizar-prc3a9stamos-830x564-1863734

Cuando una pago de prestamo, se devuelve un capital que ha sido anteriormente cedido. Por lo general, las cuotas se pagan trimestralmente, mensualmente, etc., cada una de las cuales cubrirá una parte del préstamo solicitado y los intereses generados.

Cuando se quiere proceder con una dinámica de amortización de deudas derivadas de solicitudes de préstamos anteriores a bancos o organizaciones financieras, es usual preguntarse cuál es la forma o estrategia más eficiente para liquidarlas.

En estos casos, las decisiones deben tomarse en base a información confiable y considerando las experiencias previas de otros usuarios. Habrá ventajas y desventajas; pros y contras que respaldarán o desacreditarán un curso de acción específico en determinadas circunstancias.

Analizamos y contrastamos en este texto, un contenido que nos posibilita dar respuesta a la pregunta de si será mejor reducir las cuotas, o reducir el número de cuotas, para amortizar un préstamo.

Antes de comentar y centrarnos en este capítulo, comentaremos brevemente algunos puntos relacionados con el tema del reintegro del dinero de préstamos.

igraal_es-es

Dependiendo de la estrategia seleccionada personalmente para la devolución, esta amortización puede ser parcial o total; siendo siempre la tendencia a producir ahorros en las cuentas de quienes amortizan. Los intereses que se generen serán de menor monto, se reduzca el monto o el plazo, considerando que la operación no ha sido neutralizada por las comisiones de amortización anticipada del préstamo.

La amortización de un préstamo rara vez se podrá desarrollar al inicio del mismo. Hay que esperar meses o años para ejecutarlo, y esto va a depender de las condiciones del contrato que se desarrolló con el banco.

Cada entidad y línea de crédito ofrecerá plazos diferenciados, los cuales deberán ser estudiados anteriormente. para chequear si es viable aprovechar la amortización anticipada del préstamo en cuestión.

Formas de financiación de la amortización de préstamos

Amortización francesa Es una de las formas más comunes y sencillas de financiación existente, que se trata de pagar una tasa equivalente en todos los períodos. Habrá un cupo y una fecha para el cliente, de forma general el mismo día del mes para realizar el reintegro del dinero. Siempre se afrontará el mismo tipo de pago, lo que podría resultar inconveniente en periodos concretos del año o temporadas donde la solvencia financiera esté más adaptada. Hace falta tener suficiente liquidez para poder hacer frente al pago según la fecha pactada en el contrato de préstamo.

Otra oportunidad será el aumento de la cuota., un método en el que se pagará una tarifa reducida al principio, que aumentará con el tiempo. Su ventaja más importante es que puedes poseer de un plazo más largo para llevar adelante o planificar una estrategia de pago eficaz.

Por otra parte, la cuota decreciente, se traduce en una variante de pago más alta al inicio y menos en la fase final. Muchos lo consideran una forma de negociación no ideal, aún cuando es conveniente en determinadas circunstancias.

A medida que pasan los meses, las tarifas se reducen y es viable gestionar las finanzas con más libertad. Puede tener una tabla de amortización de préstamos, facilitando el conocimiento del monto de las cuotas para planificar los pagos. Es recomendable tener ahorros para no incumplir los compromisos de los primeros meses.

Reintegro del dinero exitoso del préstamo

amortizar-prc3a9stamos-interes-830x346-5374701

Para tener éxito en la maniobra de pago Deuda bancaria sin fallar o fallar en las cuotas pactadas., la persona que ha solicitado el préstamo tiene que planificar con precisión sus gastos e ingresos, pudiendo así conocer el margen operativo financiero que tiene.

Más importante todavía es esto nivel de acción si tiene su propio negocio. Caso contrario, cuando seas un trabajador común o empleado, debes especificar y tener control sobre el salario mensual para poder cubrir las comisiones bancarias, y a la vez poder gestionar cuentas personales.

Los expertos le aconsejan que inicie una actividad o amplíe un negocio existente al solicitar un préstamo. Si dispones de un tiempo ejerciendo algún tipo de emprendimiento o actividad, es muy viable que tengas datos que puedan administrar una expectativa correcta sobre los beneficios mensuales a obtener, de lo contrario deberás de operar con más incertidumbre.

Si, después de solicitar un préstamo, los beneficios mensuales que se obtienen son capaces de cubrir las cuotas pactadas con facilidad, y la expectativa de aumentar los beneficios con la inversión está garantizada con un buen sentido probabilístico, se puede considerar una maniobra financiera adecuada. .

Amortización del préstamo reduciendo cuotas y número de plazos

Luego de haber obtenido un préstamo y transcurrido algún tiempo, la situación económica de la persona que solicitó el préstamo puede cambiar o mejorar a su favor por múltiples motivos, ya sean fortuitos o esperados. En varios casos la posición más razonable podría ser devolver todo o parte del dinero solicitado. En general, se reducirán los intereses que se apliquen desde el banco, siendo esta una de las principales motivaciones para desarrollar la amortización.

Se impone una pregunta. ¿Es más conveniente reducir la cuota mensual o pagar la misma cantidad que antes pero en un período de tiempo más corto?

Teniendo en cuenta estas dos últimas variables y en función de la necesidad que se tenga en un momento dado, al mismo tiempo además teniendo en cuenta el capital a amortizar, hace falta valorar de cuál de las dos opciones tiene que acogerse el interesado.

Antes de elegir la estrategia de amortización del préstamo, hace falta conocer y estudiar las condiciones del contrato. Esto podría contener una penalización si se toma la propuesta de amortización, denominada comisión por amortización anticipada. No se puede exceder de un porcentaje estipulado. Para periodos de estancia más cortos, este porcentaje suele reducirse.

Por tanto, es de vital relevancia chequear personalmente cómo están los ahorros con la amortización anticipada, este evento relacionado con un viable pago de la comisión de amortización. Si es una diferencia muy pequeña, se podría concluir que no vale la pena ejecutar una amortización de esta dinámica en la línea de crédito.

Lo que siempre se buscará será que no se incluya este tipo de comisión, intentando que el movimiento bancario resulte en más rentabilidad con mayor ahorro. Es bien sabido reconocer que la oferta bancaria actual posibilita créditos excluyendo la comisión por amortización anticipada.

Es viable calcular cómo variará el plazo o la cuota de amortización de un préstamo cuando se realiza un anticipo, usando simuladores de amortización parcial de préstamos, que realizan el recálculo del plazo o cuota.

Amortización de préstamos con reducción de la cuota

amortizar-prc3a9stamos-tiempo-830x553-2828979

Este tipo de amortización se ejecuta cuando mensualmente se paga una cantidad menor de dinero por el préstamo que se obtuvo, pero manteniendo un plazo de vencimiento equivalente al pactado. Es una alternativa considerada favorable si el objetivo es tener un mayor alivio mensual en la devolución del préstamo.

Considérese el caso en el que a una persona se le ha concedido un préstamo de 10.000 euros a 5 años, donde el interés será del 10%. Si esa persona contempla que su situación económica cuenta con una mayor predisposición a la disminución de la cuota, se mantendría una estrategia con la misma permanencia, aún cuando recalculando la cuota mensual. De esta dinámica, la cuota mensual que habrá que abonar irá bajando de 212,47 € a 191,22 €. Cuando finalice el préstamo se devolverá un importe total de 11.473 €. De forma práctica, los intereses se reducirán en 788 €.

Amortización del préstamo reduciendo el plazo y manteniendo la cuota

En tal caso, se mantendría una cuota equivalente, pero se reducirán los meses para formalizar la operación financiera.. Supongamos que optas por quedarte con la tarifa de 212,47 €, de esta dinámica estarás pagando por un plazo de 53 meses; en lugar de los primeros 60 meses que se suponía. Así, la obligación del préstamo será en conclusión de 12.261 €.

En un ejemplo concreto como este, la disminución de la tasa se contempla una iniciativa más ventajosa en vista de pagar menos dinero.

Es recomendable solicitar la tabla de amortización completa a la entidad financiera en cuestión que se esté usando, y realizar simulaciones, para entender con más aproximación y certeza si en un caso particular será más ventajoso amortizar anticipadamente en plazo o en cuotas.

Término vs. Cuota ¿Cuál seleccionar?

Cuando la intención es ahorrar al máximo de las oportunidades existentes, lo más rentable es proceder con la disminución de plazos. En tal caso, el interés se generará en un tiempo más corto.

Para quienes se enfrentan a circunstancias o escenarios en los que hacerse cargo la cuota mensual suele resultar complicado, reducir este es el modelo de actuación más coherente.. Si el préstamo tuviera un interés variable, y tenemos indicios de que probablemente aumentará, es una alternativa sugerente proyectar en la reducción de la cuota manteniendo el plazo. Esto evitará que la tarifa se vuelva más cara.

Reducir el plazo será la forma de ahorrar más dinero, puesto que el tiempo suele ser el factor que hará que aumenten los intereses.