Saltar al contenido principal

Clase C

Concepto de Clase C

¿Qué es la Clase C?

La Clase C es un grupo donde se agrupan a los clientes que compran pocos y disponen poco potencial de compra para una empresa. Es una de las cuatro categorías (A, B, C y D)con la que se clasifica a la clientela en base a distintos factores que vamos a aclarar a continuación.

A los consumidores convertidos en clientes, las empresas los clasifican según la cantidad de dinero que gastan en sus productos o servicios, el fama que estos disponen, su ubicación geográfica, el canal mediante del que se acercan, el uso que dan a lo que ofrece la empresa y el sector al que pertenecen. A partir de ahí, se define un baremo en el que se encuentran las distintos clases donde se comprende esta que explicamos.

La Clase C, a pesar de ser la penúltima, es interesante para la compañía, puesto que puede ser conducida a la B si se llevan a cabo las estrategias adecuadas. Estos compradores valoran mucho el precio del producto o del servicio, por lo que son los primeros en prestar atención ofertas y/o rebajas al momento de considerar la compra o la contratación. Clientes menos fieles a la marca o que, básicamente, no disponen mucho en cuenta los beneficios que esta les puede ofrecer.

Para qué sirve la Clase C

La Clase C sirve, a nivel empresarial, para establecer qué tipo de clientela es la que tiene un determinado sector de su audiencia. Teniendo en cuenta la intención de compra de este grupo, puede plantear iniciativas para convencer de sus bondades con mayor facilidad y empujarlos a otra clase más dispuesta a pagar por lo que ofrecen.

Quizás te interesa >>>  Banner

La existencia de este grupo pone de manifiesto la importancia de las ofertas y las bajadas de precio, como además la oportunidad de que un cliente pase a ser lead y la dificultad de traerlo de vuelta. Si existen muchos usuarios dentro de esta categoría, la firma debe asegurarse de transmitir mejor sus valores o de tratar de reformular su iniciativa de cara a su target, dado que la única forma que tiene de convertirlos de nuevo en clientes es a base de rebajas.

Ejemplos de Clase C

Dar Ejemplos de Clase C requiere plantear una situación hipotética. En NeoAttack disponemos de varios servicios interesantes en vinculación con el marketing digital. Ahora, imaginemos que tenemos cierto sector de usuarios que conocen de nuestra oferta, pero que solo acuden cuando lanzamos una promoción especial.

Estos consumidores entrarían dentro de esta clase. Habría que desarrollar estrategias para reforzar nuestros valores y hacer que los valoren mejor para que cambien a otra categoría superior.

Más información de la Clase C

En el caso de que necesites más información de la Clase C, podemos ofrecértela mediante de los siguientes contenidos. Presta atención a los artículos que enlazamos a continuación para aprender más al respecto y ampliar tanto en cuanto a esta clase como a otros tipos de clientes que una empresa puede hallar. Estamos seguros de que te serán útiles.

error: Atención: Contenido protegido.