Saltar al contenido principal

API

Concepto de API

¿Qué es una API?

Una API, siglas de Application Programming Interface o Interfaz de Programación de Apps, es un recopilatorio de código que se puede emplear para que varias apps se comuniquen entre ellas. Es algo que realiza una tarea equivalente a la interfaz de usuario al momento de promover la interacción entre persona y programa, solo que aplicado única y exclusivamente dentro del entorno del software.

Aún cuando suene a algo que no tiene finalidades más allá del campo de la programación, lo cierto es que las APIs se emplean muchísimo dentro del terreno del marketing, especialmente al momento de hablar de social marketing y todo lo relacionado con redes sociales. Sin ellas, sería imposible realizar la publicación automática de contenidos en Twitter, o facilitar la difusión de los mismos mediante de distintos redes, como tampoco se podrían agilizar distintos tareas relacionadas con el diseño web o el diseño en general.

Un elemento que se ha convertido en imprescindible actualmente, especialmente por la importancia de la interacción entre distintos plataformas de Internet. Para los editores web, es lo que permite desde incrustar vídeos de YouTube en una publicación hasta enlazar a posts para comprar en Amazon. Sin el concepto de API, todos los procesos que requirieran de cierta interconexión entre sistemas o webs serían mucho más complejos y, al mismo tiempo, más pesados con respecto a la sobrecarga del tráfico web.

Para qué sirve una API

Una API sirve para conectar código o funciones entre plataformas distintos, para que se puedan aprovechar los servicios de una web en otra. Su uso cobra especial importancia dentro del terreno de las redes sociales, como ya hemos indicado, debido a que posibilita la interacción directa con estas desde páginas web.

Quizás te interesa >>>  Call to Action

Funciona cuando se desea una publicación automática en lugares como Facebook o Twitter al lanzar un nuevo contenido, para que un CRM pueda conectarse con la aplicación de una compañía y para mil tareas más que requieran de esa interacción entre plataformas y formatos distintos. Sirve como nexo entre herramientas y sistemas con la finalidad de agilizar tareas y reducir la carga de trabajo.

Ejemplos de API

Un ejemplo de API puede ser, por ejemplo, el botón de compartir en redes con el que contamos en el blog de NeoAttack. Cualquier usuario que entre, por citar un caso, a este artículo, puede ver en un lateral una barra con iconos de distintos plataformas. Haciendo clic en cualquiera de ellas se procede a publicar un link sobre el post en dicha red, algo que es solo factible gracias al uso de una API que facilita esa conexión entre nuestra web y la red social de turno.

Más información sobre las API

Si dispones de intención de aprender más sobre el concepto de API, sus posibles apps o básicamente de conseguir más información adicional, puedes leer los artículos que vamos a enlazar a continuación.

error: Atención: Contenido protegido.