Saltar al contenido principal

Workflow

Concepto de Workflow

¿Qué es un Workflow?

El Workflow o flujo de trabajo es un sistema con el que se busca automatizar determinado procesos dentro del ámbito laboral. Aplicado en el contexto del marketing, fundamentalmente el digital u online, reúne todas las acciones que se automatizan de forma que se ponen en marcha en función de los distintos tipos de usuario y su vinculación con la web de una marca. Un planteamiento pensado para agilizar la puesta en marcha de estrategias.

Acuñado hace apenas unos años dentro de la mercadotecnia digital, es algo que cobra especial sentido dentro del marketing de atracción, dado que es uno de los principales responsables de la generación de leads y de su conversión en clientes. Aprovechando toda la información que se puede extraer del consumidor gracias a los entornos digitales, permite arrojar respuestas personalizadas con las que conectar más fácilmente con los usuarios y captar mejor su atención.

Poner en marcha un workflow es algo que requiere de varias funciones con las que no solo darle forma, sino además permitir su activación. Es esencial saber, al mismo tiempo, que ha de partir de una estructura simple, pero importantísima: se necesita determinar una condición inicial que haga de detonante o sirva para definir al usuario y, posteriormente, establecer las acciones que nacen a raíz del cumplimiento de dicha condición.

Aplicado en numerosos contextos, se ha convertido en unos de los mayores aliados del marketing moderno gracias a su perfecto encaje dentro del terreno digital.

Quizás te interesa >>>  Matt Cutts

Para qué sirve un Workflow

El Workflow sirve para que cualquier compañía pueda llevar adelante todos sus procesos de una forma mucho más rápida y ordenada. Dentro del marketing, el terreno que nos ocupa, es algo que cobra especial sentido, dado que permite arrojar respuestas y desencadenar acciones concretas para distintos tipos de usuarios. De esta dinámica, aumenta la tasa de conversiones y augura una mayor generación de leads que acaben siendo clientes, dado que permite arrojar respuestas personalizadas y orientadas en los distintos intereses de cada miembro de la audiencia.

Un planteamiento que parte del análisis de los datos de los consumidores y lo aprovecha para incrementar los beneficios. Genera, al mismo tiempo, buenas sensaciones en el público, al mostrar el interés de las firmas por darles aquello que sencillamente les interesa o necesitan.

Ejemplos de Workflow

Podemos tener muchísimos ejemplos de Workflow distintos en función de si hablamos de la app o de los sectores donde se puede poner en marcha.

Un planteamiento de workflow podría ser la conversión de un extraño en un cliente en NeoAttack, nuestra agencia. Tras su visita, y ver interés por el diseño web, se le invita a utilizar el formulario de contacto y, a partir de ahí, enviar promociones que le puedan interesar. El planteamiento de todo esto de forma estructura y automatizada sería un caso que ejemplifica el concepto que estamos explicando.

Más información sobre los Workflow

Si buscas más información del Workflow, lee los siguientes artículos.

error: Atención: Contenido protegido.