Saltar al contenido principal

Thin Content

Concepto de Thin Content

¿Qué es el Thin Content?

El Thin content es todo aquel contenido que, a ojos de Google, es de poca calidad o carece de utilidad para el usuario. El buscador, al momento de indexar webs, trata de medir el nivel cualitativo de cada una en base a su contenido, enlaces y otros parámetros y, cuando detecta alguna con este thin content, no le atribuye SEO alguno debido a su poca usabilidad.

Uno de los problemas que suelen encontrarse en negocios como blogs o tiendas online, siendo bastante complicado para estas por dos razones: la primera, porque no posicionan como se desea; la segunda, porque disponen el riesgo de sufrir un alto porcentaje de rebote al no gozar de atractivo para el consumidor.

Los portales online con este tipo de contenido suelen buscar un refuerzo de su tráfico por medio de de la promoción comercial en línea. De esta dinámica, aún cuando las páginas no posicionen por cuestiones cualitativas, sí logran atraer público, aún cuando de forma más artificial y menos positiva para el comportamiento y crecimiento del portal. Al mismo tiempo, supone un mayor gasto, dado que el SEO es algo absolutamente sin costes y muy favorable.

Google, a su vez, determina distintos tipos de Thin content:

  • Contenido duplicado o robado: el plagio es uno de los métodos más penalizados por Google.
  • Contenido automático o spineado: el buscador lo detecta rápidamente dado que suele contar con palabras mezcladas y frases elaboradas de forma automática, sin calidad.
  • Páginas Puerta, Doorway Pages: páginas que se hacen para impulsar el posicionamiento en vez de la usabilidad web.
Quizás te interesa >>>  Listas negras

Para qué sirve el Thin Content

El Thin content es un tipo de contenido que solo logra conseguir un mal posicionamiento a ojos de Google. Su existencia no aporta beneficio alguno a la web, dado que al mismo tiempo suele gozar de un alto porcentaje de rebote debido a su escasa calidad, al mismo tiempo de posibles problemas con terceros en caso de tratarse de contenido duplicado.

Hoy en día, la mejor forma de actuar con él es mejorándolo para ofrecer algo fresco, distinto, de calidad y atractivo para el consumidor. La mejor utilidad de estos contenidos pobres es centrarse en ellos para convertirlos en algo robusto y de interés.

Ejemplos de Thin Content

Imaginemos que, por un momento, publicamos en NeoAttack un post en nuestra sección de blog de muy pocas palabras y repleto de frases sin sentido alguno. Esto, a ojos del espectador, es algo que no aportaría nada y que no sería de utilidad. A ojos de Google, sería el prototipo perfecto de Thin Content.

Más ejemplos de contenido pobre pueden ser las descripciones de producto en tiendas online. Breves, sin estructura atractiva y, en ocasiones, sin reunir suficientes características como para ser de utilidad.

Más información sobre el Thin Content

En el caso de que quieras aprender más sobre el Thin Content, te sugerimos que dediques unos minutos a leer los contenidos de los siguientes enlaces.

error: Atención: Contenido protegido.