Saltar al contenido principal

PPL

Concepto de PPL

¿Qué es el PPL?

El PPL, Pago Por Lead, es una definición que se usa dentro de la promoción comercial online y hace referencia al sistema de facturación por medio de el que un anunciante ha de pagar por cada visita convertida en un cliente potencial. Es decir, es el precio a pagar por cada usuario que pasa a ser lead por medio de del link facilitado o del banner publicitario empleado.

Un sistema de monetización que se ubica dentro del CPM o inclusive el CPC, pero que cobra especial importancia debido al requerimiento que plantea. El anunciante no ha de pagar por una visión, por un clic o por cualquier otro tipo de interacción, solo dará el dinero si las visitas obtenidas pasan a ser posibles clientes, lo que se conoce en este momento como leads.

Una alternativa que, al mismo tiempo, resulta interesante a las empresas porque otorga un mayor rendimiento del presupuesto destinado a promoción comercial. Obliga a que se pongan en práctica estrategias más eficaces y a que la plataforma destino sepa orientar bien la promoción comercial que alberga, dado que, si las visitas no se traducen en leads, no podrá cobrar por el anuncio en cuestión.

Complicado para plataformas destino y sencillamente atractivo para anunciantes, el PPL es un sistema que se emplea bastante menos que el CPM, pero que ofrece un alto valor de retorno a las empresas que recurren a él. De ahí que resulte tan apetecible para cualquier marca con ganas de mejorar su presencia en la red.

Quizás te interesa >>>  Pay per lead (PPL)

Para qué sirve el PPL

El PPL sirve para reducir el gasto en promoción comercial o, más bien, para garantizar que la inversión realizada ofrezca beneficios más que tangibles. Al determinar un sistema de pago que solo exige dinero en caso de que las visitas se traduzcan en leads, permite que la marca a promocionar cuente con muchas más posibilidades de generar clientela y, fundamentalmente, que el dinero pagado se traduzca exactamente en un incremento de audiencia interesada por lo que se ofrece.

Como iniciativa de pago en materia publicitaria, es más que atractiva e interesante para las marcas. Su presencia aumenta, ya que aparecen en anuncios, y al mismo tiempo solo pagan por aquello que le garantice una conversión.

Ejemplos de PPL

Imaginemos que, en NeoAttack, lanzamos una campaña publicitaria con la finalidad de hacer que los usuarios contraten nuestros servicios de diseño de aplicaciones. Se ponen varios banners en distintos webs, pero solo se paga a estas en el caso de que las impresiones se traduzcan en clics, y estos a su vez pasen a ser mensajes hacia nosotros con la finalidad de conocer nuestras tarifas y plantear presupuestos.

Esto sería generar un lead y, por tanto, se pagaría por ello a la página que aloja el anuncio en cuestión. De esta dinámica, tenemos para este caso un ejemplo de PPL.

Más información sobre el PPL

Si buscas aprender más sobre el PPL, podemos ofrecerte más información con los siguientes contenidos:

error: Atención: Contenido protegido.