Saltar al contenido principal

CPV

Concepto de CPV

igraal_es-es

¿Qué es la CPV?

El CPV corresponde a las siglas de Cost Per View o Coste Por Visionado. Es un modelo de pago que se usa en el campo de la promoción comercial de internet para determinar tarifas en función de las veces que los consumidores ven un contenido, o más bien, el formato publicitario utilizado por la marca en cuestión.

Este planteamiento es semejante al del coste por impresiones, solo que en esta ocasión los anunciantes solo pagan por la cantidad de veces que los usuarios ven los vídeos publicitarios con los que tratan de mostrar sus productos o servicios. Lo que lo diferencia de los demás tipos de tarifas es que, aquí, el único contexto válido es el vídeo.

Se usa en plataformas dedicadas a este tipo de contenidos, como puede ser YouTube u otras similares. Aún cuando la idea parte de la visión, tanto anunciante como anunciador deben concretar previamente cuál ha de ser la duración mínima que el espectador debe quedar viendo el contenido para que se considere como válido y cuantificable para el pago.

Otro sistema más con el que las empresas pueden establecer cuánto pagar por sus contenidos publicitarios en internet. Puesto que el formato vídeo es cada vez más consumidor en el sector digital, es un concepto más que necesario.

Para qué sirve CPV

El CPV sirve para determinar un criterio de pago acorde al alcance que se pueda o se desee conseguir. Para las compañías, al mismo tiempo de servir para determinar las tarifas más adecuadas a la visibilización que se consiga, es además la mejor manera de asegurarse de que los espectadores captan el mensaje de sus vídeos.

Al indicar una duración mínima de visionado para determinar el pago, se fuerza a los que muestran dicho contenido a plantear estrategias con las que garantizar que el consumidor pase ese tiempo indicado. Además obliga a mejorar la calidad de la pieza en cuestión, por lo que se consigue algo que genera beneficios a todas las partes implicadas.

Ejemplos de CPV

Aún cuando no lo parezca, hay varios ejemplos de CPV que se pueden contemplar cuando se tratan de elaborar anuncios publicitarios en forma de vídeos. Las empresas deben saber administrar tanto cantidades como otros factores para garantizar una eficacia máxima con sus campañas.

A tal efecto, podemos pensar en el caso de NeoAttack, nuestra agencia de marketing. Si quisiéramos hacer una campaña de vídeos por medio de de Adwords, podríamos, por ejemplo determinar un precio de 5 céntimos por visionado estableciendo mínimamente 1 minuto por reproducción. Caso contrario, se podría subir a 10 pero estableciendo 3 minutos. Existen muchos factores con los que experimentar.

error: Atención: Contenido protegido.