Saltar al contenido principal

Clickbaiting

Clickbaiting es una práctica en los medios de comunicación online que se usa en blogs, noticias y vídeos. A los distintos tipos de contenido se les dan títulos (clickbaits) que atraen la atención de los usuarios y los animan a hacer un clic y compartir el contenido en las redes sociales.

Los títulos deben actuar como “cebo” para el usuario y asegurar la interacción en forma de clics. A pesar de todo, los críticos frecuentemente argumentan que el contenido detrás de los titulares es manipulador y generalmente banal, sin valor añadido directo para el usuario[1].

Información general

El clickbaiting no es una nueva forma de comunicación. Los títulos exagerados en revistas impresas y tabloides emplean un principio semejante. En la industria televisiva y cinematográfica, los “Cliffhangers” además funcionan de la misma manera. Los Clickbaits están pensados para despertar la curiosidad del usuario. Clickbaits debe prometer al usuario algo que obtiene con un solo clic en el artículo. No consiste en la presentación de un producto o servicio y tampoco de información útil.

Se trata más bien de tratar de incrementar el tráfico en la plataforma en particular con la finalidad de monetizar la web luego con la colocación de anuncios online.

600x400-Clickbaiting-es-01.png

Funcionalidad

Cada medio online tiene su propia fórmula para ganar más clics. En la mayoría de los casos, los titulares juegan con la curiosidad de los usuarios y apelan a ciertos impulsos, emociones y pensamientos[2]. Algo que es increíble, auténtico o inesperado se promete y se comunica por medio de de palabras de señalización específicas.

Estructura básica de clickbaits

Una breve introducción explica lo que está en juego. La parte principal del contenido contiene principalmente videos virales o listas de fotos (listados) con breves explicaciones. El mensaje concluye con un resumen que tiene un mensaje para que el usuario se lleve a casa. Esto además conlleva la incorporación de botones como, compartir y comentar en los mensajes de clickbait para que la interacción con el usuario sea lo más sencilla viable.

La estructura, el tono y la elección de las palabras provocan distintos efectos psicológicos en el usuario, de manera que, con una probabilidad muy alta, el usuario termina haciendo clic en el mensaje e inclusive compartiéndolo en las redes sociales. Del mismo modo, además se comunican cuestiones polémicas, polarizantes o muy emocionales, dado que los usuarios generalmente disponen una opinión específica sobre dicho contenido. El tema se presenta desde un punto de vista muy inusual que contradice la opinión de los usuarios. Un suspenso cuenta el comienzo de la historia. El final sólo se revela cuando el usuario hace clic en el mensaje.

Quizás te interesa >>>  Velocidad de Página

Items comunes de clickbaiting

  • Estableciendo tiro: Un estado ordinario crea normalidad.
  • Eventos inesperados: De repente sucede algo increíble.
  • Cliffhanger (efecto Zeigarnik de la psicología): Entonces esto o aquello pasó. Pero lo que pasó no se menciona en el título.
  • Llamada a la acción: En la mayoría de los casos, además se usan items para atraer al usuario a hacer un clic, tales como `no se pierda’ o `debe ver’.
  • Adjetivos fuertes: increíble, sorprendente, desgarrador, etc.
  • Superlativos: los mejores, los más grandes o los más inimaginables.
  • Verbos activos: aprender, explorar, reír o llorar.
  • Jerga de Internet: OMG, WOW, o LOL actúan como reclamos en los titulares y como identificación con la comunidad de Internet.
  • Números: Los números resaltan del texto y causan atención. Se usan principalmente en listas.

Importancia para las redes sociales

En los últimos años, el clickbaiting se ha convertido cada vez más en un tema de discusión. Los periodistas se quejan de la calidad y utilidad de los postes clickbait, dado que frecuentemente sólo presentan un pequeño regalo de entretenimiento para los usuarios. Por otro lado, los defensores identifican el clickbaiting con una nueva forma de comunicación online que satisface con precisión las necesidades psicológicas de los usuarios.

En términos de la monetización de tales webs, las tasas de éxito demuestran que los defensores disponen razón. Portales como Buzzfeed o Upworthy causan tanto tráfico que están entre los sitios más populares de la red. A pesar de todo, a veces lo logran agregando contenido. Por ejemplo, las imágenes y vídeos de terceros sólo se amplían con comentarios y conclusiones para distribuirlos dentro de la comunidad de Internet en los medios sociales. Desde el punto de vista de los derechos de autor, esto es, mínimamente, cuestionable[3].

El valor añadido para el usuario además es puesto en duda por Facebook. En agosto de 2014, la empresa modificó el algoritmo de la fuente de noticias para regular el tráfico de clickbaits. Facebook quiere medir el tiempo que pasa un usuario con un mensaje de este tipo e integrarlo en el algoritmo de alimentación de noticias. Las señales sociales, como los gustos, las acciones y los comentarios, además se escalan para identificar la importancia de tales mensajes para el usuario.

La explicación: Los titulares de Clickbait aseguran al usuario algo que no encuentra en el post. Los hechos son falsos, y los usuarios prefieren titulares que les informen sobre el contenido del mensaje.[4]. Por ende, el tráfico de portales utilizados por los clickbaiting en la red social podría reducirse cambiando la fuente de noticias.

Enlaces Web

error: Atención: Contenido protegido.