Saltar al contenido principal

Avatar

Un avatar es una imagen gráfica que representa a una persona real. Los avatares se usan como una imagen de alter ego o personaje en mundos virtuales, redes sociales, webs y comunidades. Estos pueden ser iconos personales (los llamados picons) en forma bidimensional o imágenes gráficas tridimensionales tales como figuras cómicas.

Información general

El término avatar fue acuñado por primera vez por Richard Garriot. Con la creación de “UltimaIV: Quest of the Avatar” en 1985, el diseñador de juegos ya había ideado un concepto de juego que contemplaba un avatar como representación del jugador. El término, que tiene su origen en el hinduismo, se utilizó por primera vez en los juegos. Más tarde se desarrolló el término con el desarrollo de Internet, foros de Internet, chats y, en resumen, las redes sociales, blogs y webs.

Avatares en los juegos de PC

En los juegos de PC, un avatar puede representar a un jugador. En juegos como “Second Life” o “World of Warcraft”, el jugador primero tiene que crear un avatar. Esto se puede definir hasta el más mínimo detalle (por ejemplo, la forma de la cara, el color de ojos, el color de cabello, el color de piel) para que coincida con la propia figura o para crear un personaje absolutamente nuevo. Esta figura creada artificialmente es entonces controlada por distintos mundos virtuales y, a veces, inclusive es capaz de comunicarse con otros avatares.

Archivo:600×400-Avatar-es-01.png

Avatares en foros y redes sociales

Los avatares juegan un papel importante cuando consiste en actividades en foros o redes sociales en Internet. Aquí, el término se refiere a símbolos pequeños que habitualmente disponen una dimensión de 80 x 80 píxeles. Estos símbolos están integrados arriba, abajo o al lado del nombre de usuario y el mensaje respectivo dependiendo de la plataforma elegida.

En esta circunstancia, sirven para incrementar el valor de acreditación de una persona o perfil en la red. Se consideran un elemento que debería promover la confianza. En las redes sociales, mucha gente utiliza una foto real de sí mismos como avatar. No obstante, en los foros en los que uno se mantiene más bien en el anonimato, este rara vez es el caso. En su lugar, se usan figuras de dibujos animados, gráficos en 3D, fotografías de lugares, animales o estrellas, ilustraciones, eslóganes y declaraciones, etc.

En los casos en que las plataformas de redes sociales se usan comercialmente, es aconsejable usar avatares que comuniquen los valores de la empresa de una determinada manera. Los expertos se refieren a esto como coherencia visual. La primera impresión visual de un cliente potencial se configura de manera que el valor de acreditación sea lo más alto factible. Al mismo tiempo del avatar, otros aspectos además juegan un papel importante. Estos incluyen los colores, fuentes y logotipos utilizados en todas las comunicaciones corporativas. Los avatares son parte integral de la identidad corporativa.

Quizás te interesa >>>  Quality score

Avatares en blogs

La mayoría de los CMS habitualmente disponen la opción de subir un avatar cuando hacen público comentarios en los blogs. Esto se muestra más tarde junto al mensaje. En esta circunstancia, además se recomiendan las posibilidades de diseño mencionadas anteriormente. Algunos CMS inclusive ofrecen servicios especiales para la creación de avatares. El término blavatar además es común, donde los avatares sólo se usan en los blogs.

Una excepción son los llamados “gravatares”. Estos son reconocidos globalmente y son idénticos en distintos blogs. Los blogs que se basan en el CMS de WordPress pueden reconocer automáticamente gravatares. Si un usuario crea un avatar en gravatar.com y posteriormente usa la dirección de email guardada en un comentario en un blog de WordPress, el gravatar creado se muestra automáticamente.[1]

Avatares en tiendas online

En las tiendas online, los avatares se usan para una estrategia totalmente distinto. Aquí, los asesores digitales de clientes y las personas de contacto se crean usando avatares. Éstos ayudan al usuario con la experiencia de usuario en la web. Si un usuario tiene preguntas sobre el servicio, la gama de productos, la navegación o el procedimiento de compra, puede comunicarse con el avatar. Detrás de este avatar existen una persona real que responde a las preguntas, como en un chat en vivo.

La tasa de conversión puede aumentarse de forma sostenible a través el uso selectivo de avatares. Esto se debe a que el cliente no se queda solo con preguntas sobre el producto o dificultades a lo largo del procedimiento de pedido. En su lugar, el cliente es guiado durante el camino hasta que la orden ha sido completada. En esta circunstancia, los avatares forman parte de las medidas de creación de confianza.

Importancia para las redes sociales

Los avatares se han vuelto imprescindibles en los campos de los juegos, las redes sociales y otros servicios de Internet. Se usan para incrementar el valor del acreditación y crear confianza. Para uso comercial, deben estar integrados en toda la comunicación corporativa y en la respectivo identidad corporativa. No obstante, no cualquier imagen debe ser escogida para ello. La imagen elegida debe ser capaz de transmitir de alguna manera ciertos valores de la empresa[2].

En el mejor de los casos, los avatares se convierten en parte de la comunicación visual de la empresa [3], puesto que la forma en que un usuario responderá además depende de cómo la empresa lleva a cabo el branding social y todo lo que engloba. El éxito de la marca va mucho más allá del uso de avatares, logotipos y tipografía e incluye aspectos como el comportamiento del servicio de atención al cliente y el cumplimiento de las expectativas de los clientes.

error: Atención: Contenido protegido.