Saltar al contenido principal

Ad Blocker

Los adblockers (bloqueadores de anuncios) son productos de software que sirven para filtrar la promoción comercial en los sitios web. Al mismo tiempo de los anuncios de banner, se pueden bloquear pop-ups, se pueden esconder las animaciones y los anuncios identificados en textos.

Desarrollo

Los primeros adblockers para apps de Internet surgieron en 1999. El software “Webwasher Classic” fue el pionero en este campo. Se instaló localmente en su PC como proxy mediante del cual se recuperó el contenido de Internet. Todos los anuncios y ventanas emergentes fueron filtrados.

Esta aplicación gratuita fue adquirida después por McAfee y en este momento se denomina “McAfee Web Gateway” como solución de seguridad para que las empresas filtren las URL, como solución antivirus para apps de Internet y email y análisis SSL. No obstante, las versiones anteriores de Webwasher pueden seguir utilizándose totalmente gratis. Otros adblockers comunes incluyen AdBlock, Adblock Plus, y Proxomitron.

Cómo funcionan los adblockers

Los bloqueadores de anuncios no pueden diferenciar un anuncio de otro en lo que se refiere al contenido. En su lugar, filtran en función de las características especiales que normalmente estarían contenidas en los anuncios. Los posibles enfoques para los adblockers son:

  • El tamaño de los gráficos publicitarios, que en su mayoría están estandarizados (por ejemplo, 300 x 250 píxeles = rectángulo medio, skycraper de 120 x 600).
  • La URL del anuncio (recopilación en listas blancas y negras)
  • Términos utilizados en la URL del anuncio, que indican promoción comercial (como adserv, anuncios)
  • La estructura DOM del anuncio
  • JavaScript (La promoción comercial se basa frecuentemente en JavaScript)

Ventajas y desventajas

Los usuarios de adblockers pueden usar los sitios web sin promoción comercial que interfiera en la navegación. En muchos casos, la promoción comercial ni siquiera se transmitirá, de esta manera el ancho de banda se puede guardar. Pero inclusive si este no es el caso, la velocidad de la página se reducirá puesto que los gráficos publicitarios no se disponen que cargar. Algunos usuarios además usan adblockers para impedir la recogida de sus datos personales.

Las desventajas surgen fundamentalmente para el proveedor de los anuncios. Usualmente financian una parte sustancial del contenido basado en la promoción comercial y, de esta manera, dependen de la visualización sin restricciones de los anuncios. Debido a esto, algunas empresas sufren grandes daños económicos. Debido a los adblockers, Google tuvo unas pérdidas de 887 millones de dólares en 2012.[1] Para los usuarios, los adblockers sólo pueden ser una desventaja si impiden el uso de información y servicios gratuitos, por ejemplo porque el usuario podría haber “pagado” con un clic en un banner publicitario.

Quizás te interesa >>>  Page view

Crítica a los adblockers

Los adblockers han sido criticados repetidamente en el pasado desde que se cuestionó su independencia. Por ejemplo, Adblock Plus 2011 introdujo una opción para que sus usuarios no bloquearan la “promoción comercial aceptable”. No obstante, esta opción estaba activada de manera predeterminada, y el usuario tenía que cambiar la configuración para desactivarla.

El operador de Adblock Plus ha decidido qué promoción comercial se consideraría aceptable tras un control previo. Este enfoque dejó un mal sabor de boca cuando se supo que grandes empresas estaban pagando millones de dólares para ser clasificadas como promoción comercial aceptable, como las creadoras de contenido como eHow o Google AdWords. Según fuentes no confirmadas, Google habría pagado 25 millones de dólares para este propósito.

Relevancia para el marketing online

Como ya se ha indicado, los adblockers pueden significar pérdidas de ventas para el marketing online. De esta manera, los gestores o creadores de la web frecuentemente buscan formas de evitar los adblockers:

  • Por medio de procedimientos especiales, como por ejemplo mediante de JavaScript interno o externo, se pueden detectar los adblockers. No obstante, estos métodos no son 100% fiables.
  • Muchos creadores web están animando a sus visitantes a inhabilitar los adblockers para asegurar su situación financiera.
  • Si se detecta un adblocker, el contenido libre puede ser bloqueado para los visitantes, usando procedimientos apropiados o plugins por defecto para CMSs como WordPress. Sólo cuando desactivan su adblocker, “pagan” por el contenido al volver a habilitar los anuncios y, de esta manera, se libera el contenido.
  • Los adblockers simples se pueden eludir haciendo la promoción comercial menos obvia. Para esto, se evitan palabras como “anuncios” en los nombres de archivo y las rutas, se usan dimensiones no estandarizadas para la promoción comercial en banners y el anuncio se almacena en su propio servidor en vez de en un servidor de anuncios.

error: Atención: Contenido protegido.