Saltar al contenido principal


stock-exchange-1376107_1280-4888607

Posteriormente de tantos meses de subidas interrumpidas, la bolsa de valores de Estados Unidos está dando los primeros indicios de que este escenario puede haber pasado. A tal efecto, no son pocos los analistas financieros que creen que queda muy poco para ir a posiciones cortas en el índice estadounidense S&P 500. Asimismo, fijar el benchmark para salir de este mercado financiero y que se cuantificaría en niveles muy cercanos al 2,700 puntos ese sería el punto de referencia para iniciar las ventas.

Otra de las derivaciones de un cambio en la tendencia de la renta variable sería su influencia en los índices bursátiles del otro lado del Atlántico y que los inversores del viejo continente podrían traer pérdidas de cierta intensidad éter. Ante este escenario, no hay más remedio que actuar con mucha precaución y especialmente de forma racional y a pesar de que los meses de noviembre y diciembre son tradicionalmente muy compradores. Donde hace acto de presencia el tan esperado rally de las fiestas navideñas.

En todo caso, la subida del tipo de interés por parte del Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) puede conducir a estos nuevos escenarios preocupantes para los mercados de renta variable. Fundamentalmente si las tasas de interés suben con mayor intensidad de lo que pronostican los analistas financieros. En cuyo caso, las pérdidas podrían acentuarse a partir de estos precisos momentos. No en vano, es un riesgo con el que debes de contar si vas a decantarse por la compra de acciones en bolsa en un período tan complicado como el actual.

Tendencia bajista en acciones


macbook-924157_1280-1-7569052

Una de las grandes sorpresas de las últimas semanas es que las acciones de los mercados estadounidenses están perdiendo mucho precio en su valoración. Al punto que comercializar posiciones por parte de los inversores se están imponiendo con una claridad cristalina a los compradores. Donde, un análisis profundo en el sector tecnológico puede ayudar a hallar una de las principales razones de la corriente bajista actual en los mercados financieros de Estados Unidos. Lo que suceda en los próximos días será muy importante para elegir al final si es el momento de comprar o comercializar las posiciones en bolsa.

Por otra parte, no podemos olvidar que la renta variable de esta zona geográfica ha crecido de forma sostenida durante más de cinco años y año tras año. Este procedimiento puede haber llegado al final y los valores se dedicarán a partir de ahora a Pon el precio de sus acciones. De momento no es viable elegir si lo que está sucediendo estos días es un mero ajuste de los índices bursátiles o por el contrario es un movimiento mucho más preocupante para los intereses de los pequeños y medianos inversores.

igraal_es-es

Escenario actual del S&P 500

Sea cual sea el caso, hay una cosa que puede ayudar a los inversores a tomar una decisión de una forma u otra. No es otro que el S&P 500 ha iniciado un gran movimiento lateral que puede durar a lo largo de 2019. Aún cuando además puede producirse un cambio radical de tendencia si se derriban algunos de los soportes más relevantes de este importante mercado de renta variable. En la medida en que la opción más razonable sea comercializar o esperar, dependiendo del estado de sus operaciones en este intercambio en los Estados Unidos.

Por otra parte, la importante ralentización de Crecimiento económico de China y países emergentes, que además frena el crecimiento económico alemán y, por tanto, el de Europa, y sus bolsas de valores pueden ejercer un factor de presión sobre los diferentes índices de la bolsa americana. Donde se espera para el S&P 500 que el beneficio medio por acción de las compañías cotizadas se desacelere a niveles ligeramente por encima del 23% en 2018, 6% en 2019 y al menos en 2020, que rondaría el 4%. Es un escenario, sea cual sea el caso, con el que sería mucho más difícil operar con estos activos financieros.

Las polémicas explicaciones de Trump


donald-2147250_1280-9524970

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha pronunciado sobre estas caídas en los mercados bursátiles estadounidenses. Y su explicación no podría haber sido más polémica para los distintos agentes financieros. Su explicación es que estos movimientos se generan como resultado del resultado de las recientes elecciones a la Congreso de los Diputados y Senado y eso trajo una mayor presencia de políticos demócratas a la primera de las casas de representación de este poderoso país.

Desde luego, estas razones no son muy explicables cuando al día siguiente de conocerse estos resultados, los mercados de valores los recibieron con ganancias significativas. Más bien, las causas deben encontrarse en explicaciones derivadas de los propios mercados financieros. Fundamentalmente aquellos vinculados a un cansancio excesivo por las bolsas de valores de Estados Unidos. Ahora lo que habrá que detectar es si esto que está pasando es algo más que una corrección en el precio de los valores.

Comience en la caída del mercado de valores

Hay que prestar atención que el S&P 500 inició la semana pasando por una etapa correctiva de la subida anterior, que pasó de 2.600 a 2.920 puntos. Es el sector tecnológico estadounidense el que está mostrando los mayores signos de debilidad al destacar sus mayores caídas en muchos meses. Esta es una señal muy poderosa sobre lo que puede suceder en los próximos días o semanas. No en vano, el Nasdaq 1000 anticipa movimientos futuros de los índices más tradicionales, como ha sucedido en los últimos años.

Uno de los consejos más habituales de los analistas financieros más famosos es que mientras el S&P 500 se mantenga por debajo de los 2.800, la posición más rentable será estar en liquidez dada la predisposición a la baja de estos mercados del otro lado del Atlántico. Por tanto, estos son momentos críticos para mostrar cuál es la tendencia que eventualmente emergerá de todo esto. procedimiento correctivo o bajista. Donde las decisiones monetarias además pueden aportar su granito de arena para decantarse por una u otra tendencia a partir de ahora.

Antecedentes del mercado de valores de EE. UU.

La bolsa estadounidense ha causado uno de los mejores periodos de subidas de su historia y eso ha llevado a que las plusvalías de los inversores alcancen niveles inclusive muy cercanos al 100%. Donde la revalorización del índice más relevante de este mercado relevante, el Standard and Poor’s 500 ha mostrado una subida por encima del 200% desde 2009. En lo que se contempla como el período de subida más largo de los precios de las acciones en esta área geográfica. Muy por encima de los ratios que muestran todas las bolsas de valores del viejo continente.

En otro orden de cosas, la divergencia entre las bolsas de valores estadounidense y española es más que evidente. Por lo tanto su potencial de caída en el mercado de valores es mucho más evidente, con arreglos más profundos, tanto en su intensidad como en el período que puede durar desde estos momentos. Sea cual sea el caso, es el período de mayor debilidad desde que comenzó la tendencia alcista y que puede conducir a un cambio de tendencia mucho más profundo de lo previsto por algunos de los analistas de mercado de renta variable más relevantes.

Acciones con las mayores caídas en EE. UU.


apple-1853259_1280-7304738

La semana no pudo haber comenzado peor para los mercados financieros estadounidenses. No en vano, Wall Street ha comenzado la semana con fuertes pérdidas, lideradas por una serie de compañías de especial importancia, como Apple, Amazon, Goldman Sachs y General Electric. Tal ha sido la intensidad de estas depreciaciones que el Dow Jones ha caído un 2,3%, mientras que por el contrario, el S&P 500 se ha depreciado a niveles del 2%. Al índice tecnológico por excelencia le ha ido mucho peor, que se ha desplomado casi un 3%.

Tampoco se puede ignorar la fuerte caída de una de las acciones más emblemáticas de Estados Unidos. Este es el caso de las acciones de Goldman Sachs que han sido dejó casi el 8% y lograr niveles muy similares a los de 2016. En esta circunstancia, alimentados por los supuestos sobornos en Malasia que han hecho mella en su valoración en los mercados financieros.

Un hecho que puede contaminar otros valores del sector en los próximos días e inclusive las propuestas bursátiles de esta parte del continente. Con perspectivas muy negativas para las personas que quieran invertir sus ahorros. Con un efecto muy negativo en el mercado de futuros de los mercados asiáticos, que agudizan sus caídas con gran intensidad. Donde las decisiones monetarias además pueden aportar su granito de arena para decantarse por una u otra tendencia a partir de ahora.